• Un experto en bancos buenos y otro en bancos malos: Linde nombra subdirector de Inspección a Mariano Herrera, quien salió escaldado del FROB.
  • Y ambos contaban con el apoyo de Martínez Tello, cuya gestión ha sido más que polémica, se marcha pero le sustituyen, con un gobernador nombrado por el PP, dos de sus hombres de confianza.
  • Al final, en el corazón del Banco de España se imponen los criterios de los filosocialistas Linde y Restoy.

En plena crisis bancaria, en pleno rescate bancario en plena recapitalización de entidades, en plena negociación por las preferentes, etc... el nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde (en la imagen), y su segundo, Fernando Restoy, se han decidido a cambiar la polémica y fracasada Dirección de Supervisión de la entidad.

Lógico, dado que, aunque a los inspectores les subleve, Europa exigió para ofrecer créditos blandos -el famoso rescate bancario-, que analistas externos -los Oliver de turno- hicieran la labor que corresponde a los inspectores y donde, supuestamente, han fracasado.

Pues bien, Linde y Restoy han decidido cesar al quemado Martínez Tello pero sustituirle por un hombre de su confianza: Ramón Quintana Aguirre. Curioso, porque Quintana lleva la inspección del Santander y del BBVA de los dos grandes bancos, un 35% de todo el sistema bancario. No, no lo han nombrado ni en Boadilla ni en Azca.

De segundo, Martínez Telloi. Si Ramón es especialista en inspeccionar bancos buenos, Mariano lo es en bancos malos, porque estuvo en el FROB de donde salió escaldado y estuvo en el dique seco de Inspección.

En cualquier caso, la pregunta es: si Tello está en entredicho, ¿por qué sustituirle por dos hombres de confianza? Y más, Tello era acusado e politizar la inspección, por obediencia debida ante el ex gobernador MAFO y el ex subgobernador, Aríztegui, ambos hombres del PSOE. Pero no se rompan la cabeza: a fin de cuentas, Luis María Linde, gobernador nombrado por el PP, es filosocialista trasmutado en monetarista y Fernando Restoy, el subgobernador, no es filo-PSOE, sino PSOE a secas, nombrado para recuperar el consenso PP-PSOE en el nombramiento de gobernador. Consenso que se cargó, cómo no, Zapatero.

Eulogio López

[email protected]