• Un alto funcionario de Inteligencia ha hecho saber mediante un comunicado anónimo que sólo se utilizaba para vigilar a los extranjeros fuera del territorio estadounidense.
  • Barack Obama (en la imagen), el presidente progresista, ha resucitado un programa de espionaje que ya fue utilizado durante el mandato de George Bush y que se vio obligado a retirar, al menos oficialmente.
  • Según el diario Washington Post, Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype, YouTube, AOL y PalTalk habrían participado voluntariamente.
  • Y es más, Dropbox, el sistema de archivo e intercambio de documentos multiplataforma, iba a sumarse próximamente, segun The Washington Post.
  • Tanto Microsoft como Facebook ,Yahoo, Google y Apple han desmentido rotundamente que colaboren de  con el Gobierno americano.

Según informa el diario The Independent, un alto funcionario de inteligencia ha admitido que el gobierno de EE.UU. ha venido usando un programa de vigilancia secreta con el cual accedía a los servidores de nueve compañías de Internet, como Google, Apple y Facebook, con el fin de espiar a extranjeros fuera del país.

Se confirmarían así las informaciones publicadas por el Washington Post, que acusaban a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el FBI de acceder a los servidores de nueve empresas de Internet para extraer información útil para Inteligencia americana.

El programa denominado PRISM surgio durante el mandado de George Bush en la época de "palo largo y mano dura" contra cualquier amenaza extranjera, y ha sido revitalizado con la administración Obama. En tiempos de Bush la Corte Extranjera de vigilancia de Inteligencia Extranjera y las denuncias reiteradas de los medios de comunicación obligaran a la Casa Blanca a cancelarlo.

Según el comunicado facilitado por el funcionario de inteligencia de forma anónima, la operación estaría en "conformidad con la Sección 702 de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera…La Sección 702 es una disposición de la FISA que está diseñado para facilitar la obtención de información de inteligencia extranjera sobre las personas no estadounidenses fuera de los Estados Unidos".
 
En el PRISM, según las informaciones publicadas por el Washington Post y The Guardian  participarían voluntariamente Microsoft, Facebook, Google, Apple, Yahoo, Skype, YouTube, AOL y PalTalk, de enorme utilidad para monitorizar tanto la guerra civil siria como la Primavera Árabe

También se aventuraba que dropbox podría sumarse muy pronto. El objetivo del PRISM era conseguir  información de los servidores de esas compañías en  correos electrónicos, fotografías, audios y vídeos para seguir la pista a objetivos nacionales o extranjeros de interés para el el servicio de Inteligencia americano.

Las informaciones difundidas por The Washington Post pueden ocasionar un terrible daño a los gigantes de las comunicaciones. La mayoría de las multinacionales citadas han desmentido rotundamente lo publicado. Microsoft ha asegurado que no participa de forma voluntariamente en ninguna campaña para conseguir datos de sus usuarios destinados al gobierno y que sólo "con solicitudes sobre cuentas o identidades específicas".

En términos similares se han pronunciado los portavoces de Facebook, Yahoo, Google y Apple. Los portavoces de la compañía fundada por Steve Jobs afirman que no facilitan dato alguno si no va acompañado de una orden judicial.

El jefe de espionaje, James Clapper, condenó la filtración de información sobre el programa y ha señalado que se corre el riesgo de que sobrevenga una "desprotección importante para la seguridad seguridad de los estadounidenses". La opinión pública nortemericana no lo entiende así, y está escandalizada por las informaciones difundidas, que apuntan a que se ha violado la privacidad de millones de estadoundenses al recoger datos de sus registros telefónicos.

Sara Olivo
[email protected]