Considera que las propuestas son positivas, pero que se tiene que hacer bien

 

Ve con buenos ojos la eliminación del subsidio por desempleo y la entrada de empresas privadas para la colocación. Avisan del peligro de una mala venta en las privatizaciones.
El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha presentado las perspectivas económicas para España en 2011 y su titular resumía claramente el contenido de su informe: No se puede salir de la crisis sin medidas ambiciosas.

Y es que mientras que el panorama mundial parece indicar una vuelta a cierta normalidad, en la que no parece probable una vuelta a la recesión, el caso de España es diferente. Todavía no se puede hablar de un crecimiento económico (hacerlo un 0,5% en el año 2011 no es un auge considerable) y por ello desde el IEE se pedían reformas drásticas a corto, medio y largo plazo.

Al hablar de las medidas que ha señalado el Gobierno, desde el IEE se han aplaudido, pero se ha exigido mucha más contundencia y acción. De esta manera, el conjunto de medidas debe presentarse de una sola vez, con un plan claro, evitando nuevas aportaciones cada poco tiempo que son las que generan desconfianza en los mercados.

Según el Instituto de Estudios Económicos es positivo que haya una mejor fiscalidad para las pymes, pero ha solicitado que esa mejoría sea para todas las empresas, no para un grupo determinado; a su vez está de acuerdo en la supresión del subsidio por desempleo y aboga por la creación de empresas privadas de colocación ya que el INEM sólo sitúa al 3% de los desempleados; además, considera que las privatizaciones propuestas son una buena medida siempre y cuando se vendan bien, es decir, que tengan en cuenta los flujos futuros.

En el fondo, el IEE pide lo que pide la mayoría de los analistas: tomar medidas, hacerlo con decisión y sin improvisación y un plan de ruta claro. Lo malo es que este Gobierno no da muestras de ser capaz de hacerlo (excepto para declarar el estado de alarma).

Andrés Velázquez

[email protected]