El Instituto de Estudios Económicos insta al Gobierno a que pida el rescate cuanto antes para "cerrar la hemorragia de credibilidad"

El Instituto de Estudios Económicos (IEE), como ya hiciera la semana pasada el Círculo de Empresarios, ha recomendado, en su nota de opinión sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2013, despedir funcionarios y no revisar las pensiones al alza, es decir, proceder a su congelación. José Luis Feito, presidente del IEE, ha señalado que "no sería bueno actualizar las pensiones". Semejante consejo, el congelar las pensiones, se ha producido en la mañana de este el lunes, el mismo día que el INE ofrecía los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida, que demuestra que han sido precisamente los mayores de 65 años los que han corregido ligeramente a la baja el número de españoles bajo el umbral de pobreza.

El IEE propone una reforma de las prestaciones sociales, así como el aligeramiento de las Administraciones Públicas para ahorrar gastos y cumplir de este modo los objetivos de déficit, muy difíciles de conseguir tanto para este año,  auguran, como para 2013. El estudio señala que es necesario una reforma de las prestaciones sociales y de las Administraciones Públicas para recortar gastos en las cuentas del Estado.

Para conseguir reducir el déficit lo más posible, en el IEE abogan por nuevos ajustes: "el gasto sube del 34,5% al 35,9% que parece poco, pero cuando uno está al borde del abismo, cualquier poco es mucho", ha señalado Joaquín Trigo, director general del IEE, quien propone un cambio de las reglas del juego en el trato y los derechos de los funcionarios. 

Su propuesta es modificar su régimen, y si no puede hacerse con los que ya están trabajando, sí hacerlo con los que se contraten a partir de ahora. El IEE propone "un plan de reforma integral de las Administraciones Públicas con el fin de elevar su eficiencia y reducir su tamaño, una profunda reorganización de su estructura y funcionamiento".

Respecto al rescate solicitan que se produzca cuanto antes, y afirman que la petición de ayuda "es necesaria, no se puede nadar lastrado con piedras… Es vital un cierre en la hemorragia de la credibilidad", apunta Trigo.

En cuanto al análisis de los presupuestos, ha indicado que se deberían haber presentado unos presupuestos más rigurosos, que no dejasen margen para la duda sobre el cumplimiento del objetivo de la consolidación presupuestaria. Al margen de la profunda reforma de la Administración Pública, y del sistema de gestión de personal, solicitan también modificaciones en el área  de las prestaciones sociales para reducir el gasto corriente. El mayor ajuste, en opinión del IEE, se ha llevado a cambio en el capítulo de los ingresos, y no en el de los gastos. Nuestro país, afirman,  "cuenta con unos niveles de impuestos excesivos", y la colaboración público-privada podría compensar la caída de la inversión pública".

Sara Olivo
[email protected]