Mientras, De Guindos, en Santander, afirma que el Instituto de Crédito Oficial empezó mal el año pero ha triplicado las cantidades que concede

El Instituto de Crédito Oficial es un banco público con forma jurídica de entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa.

Sus líneas de crédito están destinadas a financiar inversiones y necesidades de liquidez en autónomos y empresas, y según ha manifestado el ministro Luis de Guindos en Santander, empezaron mal el año pero están a pleno rendimiento. Hasta ahí todo muy bien, pero no debe ser sencillo tramitarlas, si tenemos en cuenta la dificultad que entraña algo tan simple como conocer los datos estadísticos que confirman las aseveraciones del Sr. De Guindos.

Tras insistir con el número de teléfono que aparece a pie de página, Hispanidad se ha puesto en contacto con la línea 900, gratuita, del Ministerio. Un señor muy amable, tras realizar diversas consultas con sus superiores, y hacer varias preguntas sobre nuestro medio, insta a enviar un formulario donde hay que incluir todo tipo de datos, incluido el CIF de la empresa o persona particular. Tiene hasta su código de validación, y se bloquea ante el más mínimo error. No es, precisamente, fácil de rellenar y se bloquea. De hecho, Hispanidad ha desistido. Y ante esto, es fácil preguntarse: ¿si realizar una simple consulta de un dato estadístico es tan complicado, que no será acceder a los créditos El Instituto de Crédito Oficial tiene una larga tradición de exceso de burocracia en sus trámites.

El descenso del crédito al ladrillo

De Guindos también ha hablado en Santander del descenso del crédito a constructoras y promotoras inmobiliarias. Si antes un 50% del total del crédito iba destinado al ladrillo, ahora sólo se les concede un 36%. El crédito a la construcción ha disminuido en 90.000 millones de euros. Y el crédito al sector no inmobiliario ha bajado un 12%. El dinero fluye más hacia otros sectores de la economía no relacionados con la contrucción. Y es lógico que así sea, ya que las exportaciones han crecido un 17% en términos reales en abril.

De hecho, en el periodo comprendido entre enero y dicho mes aumentaron en un 8%. De Guindos ha manifestado que las exportaciones son "la principal fuente de nuestra recuperación. Demuestra que la economía española es competitiva y que arregla sus desequilibrios. Vamos a tener un superávit y vamos a reducir nuestra dependencia financiera al exterior en 3 puntos del PIB".

Sara Olivo
[email protected]