• Según el Banco de España, este era el saldo vivo total de preferentes en abril de este año.
  • A pesar de los canjes realizados por muchas entidades, la cifra sigue siendo desorbitada.
  • Para hacernos una idea: el rescate de Europa a la banca española podrá ser como máximo de 100.000 millones de euros.
  • Aunque todavía no se sabe cómo se hará, lo más probable es que este salvamento -sino entero, sí en parte- recaiga sobre el contribuyente.

Sí, han leído bien: 148.000 millones de euros. Bueno, en realidad el saldo vivo de participaciones preferentes a fecha de abril de este año era de 147.914 millones de euros. Se mire por donde se mire, brutal. Pues bien, al ministro de Economía, Luis de Guidos (en la imagen), se le acumula el trabajo, y más después de escuchar al presidente del Gobierno. Rajoy -como ya hiciera el comisario Almunia- ha asegurado que el Ejecutivo está trabajando para "dar salida a quienes están atrapados" con este producto financiero.

Es cierto que el saldo vivo en abril -repito, de 147.914 millones de euros- era inferior al registrado en marzo de este año, que superó los 150.000 millones de euros. Pero da lo mismo, la cifra es, sencillamente, inabarcable, aunque muchas entidades han comenzado el canje por acciones u otros productos financieros. Ni siquiera se podría cubrir con los 100.000 millones de euros que Europa ha establecido como cantidad máxima del rescate a la banca española.

Y aunque todavía es pronto para conocer cómo piensa el Gobierno 'salvar' a los tenedores de este producto financiero, lo más probable es que al final, queramos o no, parte o todo de este salvamento recaiga en los contribuyentes. Tiempo al tiempo.

Pablo Ferrer

[email protected]