A la espera de conocer la fiscalidad que se establecerá en la norma

 

El juego por Internet era hasta el momento una auténtica laguna en la legislación española. Las empresas se beneficiaban de la ventaja de tener clientes en España sin pagar impuestos por ello.

Este viernes el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley de Regulación del Juego, en el que se contempla una fiscalidad especial para las distintas modalidades de juego. La totalidad de los ingresos que se recauden irá a parar a las arcas autonómicas.

Por el momento se desconoce la forma en que se gravarán estas actividades. En Europa el impuesto es del 15%, mientras que el Ejecutivo llegó a hablar de hasta un 20%. Si así fuera, la única pega que se le puede poner a esta regulación es que llega tarde.

Por otra parte, la regulación del juego no afectará a loterías, una decisión discutible teniendo en cuenta que el organismo de Loterías y Apuestas del Estado está a punto de privatizarse.

Mariano Tomás

[email protected]