La necesidad de recapitalizar las entidades financieras de forma directa es ahora "menos acuciante" que en junio, según RajoyDurante el Pleno del Congreso, este miércoles, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha referido a la posibilidad de acudir al rescate global. Rajoy ha explicado que "no renuncia a utilizar el mecanismo" del rescate, aunque "lo haré si lo veo necesario". "Si España lo necesita, lo pediré".

En la mañana trascendía desde el Congreso que el presidente del Gobierno no prevé pedir ayuda financiera (solicitar el rescate) a la Unión Europea en lo que queda de año por entender que las necesidades de financiación están cubiertas. Y es que, hasta el momento, las subastas del Tesoro se están cerrando con éxito y la prima de riesgo, aunque sigue alta (cuando estas líneas se escriben está en los 414 puntos) ha bajado de los 500 puntos.

Desde el Ejecutivo se insiste así en la idea ofrecida ayer en la rueda de prensa con el presidente de Italia, Mario Monti. Rajoy señaló que no pide el rescate "porque no lo considera imprescindible en este momento".

Y aunque el presidente ha reconocido que las cosas en Europa están avanzando "a un ritmo que a algunos nos pueda parecer desesperadamente lento", esas fuentes del Gobierno han añadido que las negociaciones para la unión bancaria y fiscal avanzan y que eso también va a ayudar a que la prima de riesgo no se dispare. Por ejemplo, recuerdan que en 1996 la prima de riesgo superaba los 500 puntos pero la "certidumbre" que ofrecía el proceso de construcción europea con la llegada del euro ayudó a superar las dificultades entonces. Ahora tiene que ocurrir lo mismo, en opinión del Ejecutivo.

A la vez, y también esta mañana, Mariano Rajoy se ha referido al Consejo Europeo celebrado los días 18 y 19 de octubre, donde se han dado "pasos muy importantes para impulsar cambios sustanciales para el futuro de la UE". El presidente ha dicho que la necesidad de recapitalizar las entidades financieras de forma directa es ahora "menos acuciante" que en el mes de junio, cuando se celebró el anterior Consejo Europeo, aunque ha reconocido que sí habría preferido que el proceso de creación de la unión bancaria fuera "más rápido".

Y la causa de esa menor urgencia, según Rajoy, es la evaluación de Oliver Wyman sobre las necesidades de capitalización las entidades financieras españolas, una evaluación que en junio "se desconocía".

Recordemos que la recapitalización directa de la banca significa que no computa como deuda pública, mientras que si la recapitalización no es directa sí computa como deuda pública. Al Gobierno español le interesa que sea directa para no tener que endeudarse más.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, también se ha referido al posible rescate global a España y ha pedido al presidente que consiga que el Banco Central Europeo intervenga sin exigirnos nuevas condiciones, ya que los ciudadanos han hecho muchos esfuerzos que hay que poner en valor. Rubalcaba ha acusado al Gobierno de pedir sacrificios muy duros a los ciudadanos para pagar los intereses de la deuda, lo que significa que al final van a los que especulan y demuestra que España está pagando duramente la pertenencia al euro.

Andrés Velázquez
[email protected]