Sáenz de Santamaría señala que el Ejecutivo no está dispuesto a tolerar que se traspase ninguna línea roja más

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respaldado la actitud de Jorge Fernández, ministro del Interior, y ha manifestado de forma absolutamente tajante que Bildu ha traspasado "líneas rojas" con sus actuaciones como la de criticar las detenciones de etarras en Francia.

Si Jorge Fernández llegó a decir que el contador para una posible ilegalización se aceleraba, no se ha mostrado más tibia la vicepresidenta, quien ha destacado que la Fiscalía y el Gobierno analizan los comportamientos de Amaiur y Bildu con respecto a la Ley de Partidos, y que podrían llegar a actuar contra la formación. "Estaremos muy vigilantes ante cualquier actuación que implique sobrepasar líneas rojas…Seguiremos con interés las posibles actuaciones en este sentido de la Fiscalía General del Estado", ha señalado.

Además, sobre una posible internacionalización judicial de las causas de los terroristas de ETA, reclamada por los presos, ha afirmado que "no van a conseguir nada. Han cometido delitos de terrorismo y el que tiene que tomar decisiones es el Gobierno. Se tienen que disolver, y no van a conseguir nada, se vayan a donde se vayan", ha sentenciado.

Sara Olivo

[email protected]