Soraya Sáenz de Santanmaría se ha limitado a pedir prudencia

Ha sido un pim-pam-pum constante con los periodistas. Soraya Sáenz de Santamaría, preguntada en casi una decena de ocasiones sobre la inminente petición del rescate, se ha limitado a repetir la misma cantinela una y otra vez. Ha pedido prudencia, y se ha negado a dar respuesta alguna a una cuestión que tanto Europa como los mercados dan por hecho: la solicitud inminente de un rescate.

Tal ha sido su cerrazón a la hora de contestar que su actitud confirmaría la teoría. No parece que Rajoy tenga los redaños suficientes para amenazar con salirse del euro. Si tenemos en cuenta que Mario Draghi habla de absoluta condicionalidad cuando habla de comprar deuda en el mercado secundario, solicitar un rescate podría ser suicida para España. ¿Qué van a hacer con nosotros?

Sara Olivo
[email protected]