• Se permitiría a la compañía catalana pasar del 51% y nombrar al presidente, aunque manteniendo el derecho de veto del Ejecutivo sobre los satélites de Defensa.
  • De esta forma, Abertis podría consolidar globalmente Hispasat y el Gobierno ingresaría unos fondos que no le vendrían nada mal.
  • Actualmente, Abertis controla el 46% de la compañía satelital y el Estado el 25%.

Se aproximan nuevos tiempos para Hispasat, la empresa española de satélites, y para la relación entre sus dos máximos accionistas: Abertis (46%) y el Estado (25%) a través de tres sociedades: SEPI, INTA y CDTI.

El asunto es que el Ejecutivo está negociando con la empresa presidida por Salvador Alemany (en la imagen) para que aumente su participación hasta el 51%, lo que le permitiría nombrar al presidente –actualmente sólo elige al consejero delegado; el presidente depende del Gobierno- y, lo que es más importante, se permitiría la consolidación global de Hispasat en Abertis, algo que la empresa catalana desea y no puede con su 46% actual.

Por su parte, y como es lógico, el Ejecutivo mantendría su derecho de veto sobre todo lo que tuviera que ver con los satélites de Defensa, es decir, con la vertiente militar de la compañía. Además, con la operación, las arcas del Estado darían entrada a un dinero que llegaría como agua de mayo.

Pablo Ferrer

[email protected]