La medida se una a la reciente limitación de los sueldos de los banqueros de entidades con ayudas públicas

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido este miércoles en el Congreso de los Diputados que la máxima de su Ejecutivo será "decir la verdad" y "no hacer demagogia", y ha destacado algunas de las medidas que va a adoptar próximamente para mejorar la calidad de la democracia, medidas que están centradas en la transparencia, la austeridad y la limitación de los sueldos públicos.

Recientemente el Gobierno decretó que los presidentes, consejeros delegados y directores generales de entidades que han recibido ayudas del FROB verán reducida su retribución fija un 65% de media, y no podrán superar los 600.000 euros anuales. Además, para los directivos de las entidades intervenidas su remuneración anual no podrá superar los 300.000 euros, variables incluidas.

Asimismo, el Gobierno incluyó en el Real Decreto Ley de medidas urgentes para la Reforma del Mercado Laboral una limitación a las indemnizaciones por cese de actividad de los directivos de las entidades de crédito. Se establece un límite de dos años a la indemnización que van a cobrar cuando cesen su actividad. Pero la cosa no queda ahí. Si el directivo es objeto de expediente sancionador conforme a la Ley de Disciplina e Intervención bancaria, su cese será considerado como un despido disciplinario y no tendrá derecho al cobro de ningún tipo de indemnización.

Así que recortes para todos.

Andrés Velázquez
[email protected]