A pesar de la subida del IPC al 0,3% en diciembre, su nivel más bajo en ese mes desde 1961





El Gobierno no tiene ni la más mínima intención de subir los salarios. Esa es la conclusión que se desprende de las declaraciones que ha hecho el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, en la rueda de prensa de este miércoles sobre la inflación.

Jiménez Latorre ha señalado que hay que mantener la moderación salarial, a pesar de la subida del IPC al 0,3% en diciembre que se refleja en los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque los que tendrán que negociar serán los agentes sociales. "Es bueno que continúe la moderación salarial porque el nivel del paro sigue siendo inaceptable", ha afirmado. Además añade que "nos queda un importante camino por recorre en producción y empleo".

Por lo tanto no cabe esperar que esta subida de la inflación repercuta de manera bastante positiva en los salarios, sino que más bien será escasa, como ya hemos comentado.

Pero al hablar de moderación salarial no podemos olvidarnos que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, congeló a finales del 2013 el salario mínimo interprofesional en 645,30 euros, una cuantía vergonzosa que en nada se parece a la de nuestros vecinos europeos.  

Jiménez Latorre también ha anunciado que va a continuar la moderación de los precios, pues "eso es corriente con la actual coyuntura y es bueno para las exportaciones y el consumo". Pero además ha estimado que el PIB cayó un 1,2% en el 2013, frente al 1,3% previsto.

Además ha afirmado que el cuadro de previsiones se rehará cuando se tenga la contabilidad nacional de 2013 cerrada, aproximadamente en el mes de abril, "las sorpresas van a ser ha mejor", ha subrayado.

Cristina Martín

[email protected]