La formación abertzale tendrá que convencer a los tribunales de que es un nuevo partido

 

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, señaló este viernes que para que Sortu pueda estar en política es necesario el fin de la violencia: Si no se acaba la violencia, la democracia tiene derecho a dudar porque con toda certeza Sortu es heredero de la violencia, y esa violencia persiste, señaló.

Jáuregui, que sustituyó en las tareas de portavoz tras el Consejo de Ministros a Alfredo Pérez Rubalcaba, indicó que Sortu tendrá que convencer a los tribunales de que es un nuevo partido y que rompe con la tradición de ser el brazo político de ETA durante 25 años.

Rodrigo Martín

[email protected]