• Las últimas, Lufthansa y la española Air Europa, que reducen la frecuencia de vuelos a Venezuela.
  • Las compañías internacionales se quejan de los problemas para repatriar las ganancias debido a los controles cambiarios del país.
  • Las aerolíneas tienen más de 4.000 millones de dólares en ingresos atrapados en el país.
El Gobierno venezolano está consiguiendo, poco a poco, que las aerolíneas internacionales abandonen el país lentamente. Lo que va a contribuir, a la larga, a su mayor aislamiento.

Las últimas que han anunciado recientemente una reducción de sus frecuencias de vuelo han sido la aerolínea alemana Lufthansa y la española Air Europa. Las compañías internacionales se quejan de los problemas para repatriar las ganancias debido a los controles cambiarios del país.

Y es que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro (en la imagen), exige que las aerolíneas vendan los billetes aéreos en bolívares, pero luego es muy lento para permitirles repatriar las ganancias.

Los ejemplos de protestas abundan. Así, el director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Tony Tyler, denunció el pasado mes de junio que Venezuela está siendo "tozudamente irresponsable" en su trato a las aerolíneas, que tienen más de 4.000 millones de dólares en ingresos atrapados en el país.

La decisión de Lufthansa y Air Europa se suma a la de la empresa United Continental Holdings Inc quien anunciaba recientemente que a partir de septiembre dejará de volar diariamente a Caracas, sumándose a otras grandes aerolíneas estadounidenses que han reducido sus servicios en esta ruta.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]