Xi Jinping, elegido formalmente como presidente de ChinaLos estados de China y El Vaticano están de enhorabuena porque en ambos hay un nuevo gobernante. En el caso de China, Xi Jinping ha sido elegido formalmente como presidente, en la sesión plenaria del Congreso Nacional que se ha celebrado este jueves, culminando así el proceso de renovación de la cúpula de poder del gigante asiático, que ocurre cada diez años. Xi ha relevado a Hu Jintao en el cargo.

Recordemos que el ascenso de Xi a la Presidencia se decidió en el congreso general que el Partido Comunista de China (PCCh) celebró el pasado mes de noviembre, cuando fue nombrado secretario general de la formación política y jefe militar.

Y, en el Vaticano, también están de enhorabuena por la elección del Papa Francisco, que sustituye a Benedicto XVI.

Lo que no deja de tener gracia es la felicitación del Gobierno chino al Papa Francisco por su elección. Hay que recordar que ambas naciones no tienen relaciones diplomáticas. Pero ello no fue óbice para que China dijese que espera que la Santa Sede adopte "una actitud flexible y pragmática" para mejorar las relaciones.

Hombre, si China deja trabajar en libertad a la Iglesia católica, no persigue a sus miembros y no fomenta una iglesia paralela para confundir al pueblo chino, probablemente se podrán iniciar relaciones. Mientras, seguramente no. Aunque el nuevo Papa tiene la última palabra, evidentemente.

Andrés Velázquez
[email protected]