Y lo hace con la oposición frontal de los nacionalistas

El Consejo de Ministros ha aprobado esta mañana el anteproyecto de Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, una normativa muy ambiciosa que tendrá importantes consecuencias para la economía española, y en la que han trabajado al alimón, como ha señalado Soraya Sáenz de Santamaría, De Guindos y Montoro.

La Ley permitirá a empresas y profesionales operar con una única licencia en toda España. Se pretende asegurar la libre circulación de bienes y servicios por todo el territorio europeo. Una de las mayores pegas que los nacionalistas, previsiblemente, van a poner a la Ley es la posible rotulación única de los productos en castellano.

Por su parte, la vicepresidenta ha señalado que ella no puede entrar en la modificación de los estatutos, pero la legislación europea, "avanza en el sentido" de que las rotulaciones han de estar escritas en el idioma del país de origen.

Sáenz de Santamaría ha afirmado que mediante la aplicación de esta nueva ley aumentará el PIB anualmente en un 1,52% en sus primeros 10 años de vigencia, es decir, unos 1.500 millones de euros al año. La nueva regulación permitirá reducir en un 35% las cargas administrativas, que actualmente representan un 4,6% del PIB. Además, la Ley de Unidad de Mercado, según la portavoz, "aumentará la competitividad y fomentará la creación de empleo".

Sara Olivo

[email protected]