Recientemente, el FMI pidió políticas de estímulo frente al 'austericidio' impuesto por Bruselas-MerkelEste viernes, gente de las finanzas, muy poderosa -el G7, el Grupo de las siete economías más industrializadas del mundo- se reúne en Gran Bretaña para hablar de economía. En concreto, para ver si los bancos centrales pueden hacer algo más por las políticas de crecimiento.

Y es que la economía en algunas partes del mundo no atraviesa un buen momento, como en Europa, por ejemplo. Por eso, recientemente, el FMI pidió políticas de estímulo frente al 'austericidio' impuesto por Bruselas-Merkel.

De la misma opinión que el FMI es el ministro británico de Finanzas, George Osborne: "(Esta es) una oportunidad para considerar qué otras medidas monetarias se pueden adoptar para apoyar la recuperación, a la vez que se garantiza que las expectativas inflacionarias a mediano plazo permanezcan ancladas".

Recordemos que, también recientemente, el Banco Central Europeo bajó los tipos de interés con la finalidad de abaratar los préstamos y dar más liquidez a la economía. Por su parte, el Banco de Japón también tomó medidas estimuladoras; al igual que la Reserva Federal de Estados Unidos, que también continúa con su programa de compra de bonos. Además, el Banco de Inglaterra, recientemente, aprobó un programa de crédito.

Así que todo parece indicar que Alemania le van a llover las presiones para que ceda en su 'austericidio'.

Ahora bien: con tanta liquidez que pretenden los bancos centrales para salir de la actual crisis puede ocurrir que volvamos a la inundación de liquidez que la originó en parte.

Y es que el hombre ya se sabe que es capaz de tropezar dos veces en la misma piedra.

Andrés Velázquez
[email protected]