• Al igual que Catalunya Caixa, tendrá que ser absorbida por otro banco y desaparecer como entidad.
  • Tanto José María Castellano como Núñez Feijóo se han resistido hasta el final, pero el que paga manda: el FROB ratifica las palabras del comisario Almunia y niega la continuidad del proyecto Castellano.
  • En otras palabras: Galicia se queda sin banco y el BBVA se prepara para la ocasión.
  • No obstante, Castellano insiste en que tiene inversores dispuestos a comprarle al Estado su inversión.
  • Por otra parte, el Banco de España aclara que el EPA de Banco de Valencia será el último.
  • Un aviso para Santander y BBVA.
  • Además, el regulador se niega a establecer unos parámetros comunes para los preferentistas: se aprobará cada caso por separado.

A pesar de la labor de saneamiento llevada a cabo por José María Castellano (en la imagen), la Troika y su representante en España -el FROB-, no permitirán la continuidad del proyecto. Y es que el FROB ha ratificado, en la mañana de este jueves, lo que el comisario Almunia afirmó 24 horas antes: NCG Banco tiene que desaparecer como entidad y tiene que ser absorbida por otro banco.

Es decir, finalmente, Galicia se quedará sin banco, justo lo contrario de lo que pretendían el propio Castellano y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo. Y claro, el BBVA se prepara para la ocasión. Para que nos entendamos: el pasado mes de julio, Francisco González -al que le encantaría hacerse con la entidad gallega- dijo aquéllo de "¿Tiene el señor Castellano 2.600 millones de euros? Pues eso". Además, conviene recordar que Castellano fue consejero de Argentaria y abandonó el barco por discrepancias con el presidente de la entidad, Francisco González.

No obstante, el presidente de NCG Banco insiste en que puede sacar el proyecto adelante, y el presidente de la Xunta, durante la segunda sesión del debate de investidura, ha asegurado que el proyecto "aún tiene vida".

Por otra parte, el Banco de España ha dejado bien claro que el Esquema de Protección de Activos (EPA) que ha recibido Caixabank al hacerse con el Banco de Valencia, será el último. Es decir, a partir de ahora no habrá 'EPAS' que valgan. El regulador ha querido así lanzar un aviso a navegantes, concretamente al Santander y al BBVA. Al primero, porque ha exigido un EPA para quedarse con Catalunya Caixa, y al segundo porque no querrá ser menos y hará lo propio cuando vaya a por NCG Banco.

En cuanto a las preferentes, el Banco de España no ha querido establecer unos parámetros comunes para todos los preferentistas, ya que tanto la quita como el descuento que se les aplique dependerá de cada caso. El nominal total de preferentes en el caso de Bankia asciende a unos 6.500 millones de euros, en el de NCG Banco es de 2.000 millones de euros aproximadamente, y en el caso de Caixacatalunya, algo menos de 2.000 millones de euros.

Pablo Ferrer

[email protected]