• Ahora cotizaban a 0,46 y el propietario la ha rebajado al 0,01.
  • Y es que si los tribunales declaran el negocio nulo, habría que devolver los fondos a los clientes.
  • A los preferentistas, que vienen cotizando con descuentos del 90%, el FROB les ofrece nuevos títulos al 45%, lo que reduce su pérdida al 55%.
  • Y los suscriptores de deuda subordinada podrán recuperar con pérdidas del 45%.
  • Claro está que esto puede ser una patada hacia delante, muy semejante a cuando los bancos emitieron preferentes para capitalizarse
  • A las 11:30 horas de este jueves, las acciones de Bankia han vuelto al parqué con pérdidas superiores al 14%.

Pues no se sabe si fue una filtración de algo que se cocinaba o un bulo, aunque parece más lo primero. El caso es que en el mercado comenzó a correr que la valoración que de las acciones de Bankia hacía el FROB era 0,01€. Acciones que cotizaban a 0,46€ y que fueron colocadas al público en julio de 2011 al magnífico precio de 3,75€.

¿Y por qué está valorando el FROB las acciones de Bankia Pues sencillamente para calcular cuántas le corresponden por cada inyección de capital que hace en la entidad y por algo más: el problema de los tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada en las entidades nacionalizadas se pretende solucionar mediante el canje de estos títulos por acciones.

De este modo se atiende a varios problemas. El primero es que se evitan las demandas ante los tribunales que pueden acabar obligando, si declaran el negocio nulo, a devolver los fondos a los clientes. El segundo, es que como las autoridades europeas se han negado a solucionar el problema social que ha supuesto la comercialización de participaciones preferentes, cuotas participativas y obligaciones subordinadas de otro modo que no sean recomprando a precios de mercado estos instrumentos (salvo, insistimos, sentencia judicial en contra), no queda más remedio que valorar lo que se entrega.

Básicamente, pues puede depender de cada emisión en concreto, en los canjes de deuda subordinada con vencimiento, el FROB, entidad que lidera Antonio Carrascosa (en la imagen), está recomprando la misma, casi sin descuento, cuando estos títulos cotizan por entre el 50 y el 90% de su valor. Así, los tenedores de estos títulos prácticamente recuperan su inversión. En los canjes de deuda subordinada con vencimiento, títulos que cotizan con un descuento de alrededor del 80%, el FROB está ofreciendo nuevos títulos por un valor igual al 55% del nominal de los que recompra. Por tanto, unos inversores que iban perdiendo el 80%, recuperan un 35% y reducen su pérdida al 45%. Por último para los tenedores de participaciones preferentes, que vienen cotizando con descuentos del 90%, les está ofreciendo el FROB nuevos títulos por un valor del 45%, con lo que les reduce la pérdida al 55%. 

Nuestras autoridades no tienen otro modo de hacerlo por varios motivos. El primero es que no tienen dinero para recomprar los títulos. El segundo que necesitan de estas aportaciones que hicieron los clientes de las extintas cajas para sostener lo que queda de las mismas, por lo que no cabe darles dinero para que se lo gasten en lo que quieran y no en seguir apoyando las cajas.

Por último, están obligados a recomprarlos con pérdidas para los inversores, como les exige Bruselas, puesto que estos eran títulos para absorber pérdidas, es decir: recursos propios de los emisores y las pérdidas se notan menos si a cambio de los títulos das otros, en lugar de pasta gansa. Además, siempre puedes decirles que si los nuevos títulos suben, eso que ganan.

Ya veremos si todo esto de los canjes, con los problemas técnicos que están dado las valoraciones de los títulos que se emiten (obligaciones necesariamente convertibles y acciones), para recomprar los antiguos no es una nueva patada para adelante como la que dieron algunos cuando en plena crisis se liaron a colocar acciones y participaciones preferentes para reforzar su solvencia.

A las 11:30 horas de este jueves, tras dos horas y media de suspensión, las acciones de Bankia han vuelto a cotizar con pérdidas superiores al 14%.

Rodrigo de Silos

[email protected]