• El secretario de Estado de Energía asegura que el agujero será pagado por "hijos y nietos".
  • Por de pronto, el déficit de los nueve primeros meses se ha disparado.
  • Y encima, el subidón fiscal elevará el recibo de la luz y anulará las inversiones en nuestro país.
  • Sobre todo en la red que empieza a presentar fallos.
  • Pero el ministro Soria perpetúa las subvenciones a las renovables.

El déficit de tarifa previsto para 2012, alcanzó los 3.900 millones de euros a 30 de septiembre, cuando lo previsto para el conjunto del año era de 1.500. Naturalmente, el déficit acumulado ya supera los 25.000 millones de euros, que, haciendo bien las cuentas, debería ser superior por el coste financiero que acumula.

Y así, no es de extrañar que el secretario de Estado de Energía, Fernando Martí (en la imagen), nos sorprendiera el viernes con la grata noticia de que el déficit de tarifa no se 'apagará' hasta dentro de 20-30 años y nuestros hijos y nietos seguirán abonando la pérdida ocasionada por la muy ecologista política energética de Rodríguez Zapatero.

Política desastrosa que la desastrosa gestión de José Manuel Soria no ha sabido subsanar. Su única solución ha sido una reforma energética que no reduce las primas a las renovables pero que ahoga a todas las energías con impuestos.

Además, la inversión en infraestructuras energéticas caerá en picado en España, en especial en distribución, donde la red ya empieza a mostrar fallos.

Conclusión, a partir del 1 de enero el pagano final, que siempre es el consumidor, verá cómo sube el recibo de la luz y sin necesidad de liberalizar el sector.

Además, Soria no ha modificado el mix de energía y cuando llegue la recuperación económica España resultará colonizada por Francia, a quien no le preocupa mucho la ecología y sigue produciendo energía atómica.

Miriam Prat

[email protected]