Cataluña ha sido la región que más fondos ha consumido del organismo, destinado a pagar las cantidades adeudadas a los trabajadores por las empresas insolventes

El gasto en prestaciones del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) ha crecido un 2% en 2012 hasta situarse en 1.530 millones de euros, según ha informado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Del total del gasto, 501,9 millones de euros se destinaron al pago de salarios, un 3,4% menos que en el año 2011. En cambio, 1.028 millones de euros correspondieron al abono de indemnizaciones, lo que supone un aumento interanual del 4,86%.

El organismo tiene atribuida la función de abonar a los trabajadores de los salarios e indemnizaciones que las empresas no pueden pagar por encontrarse en situación de insolvencia o por haber sido declaradas en situación de concurso.

Lo gastado este año por el Fondo de Garantía Salarial supera en un 22,4% la cantidad presupuestada para el conjunto del año, 1.250 millones de euros. Hay que recordar que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 19 de octubre un suplemento de crédito por importe de 300 millones de euros con cargo al remanente de tesorería del propio organismo.

Un total de 254.931 trabajadores recibieron prestaciones por parte del Fogasa en 2012, un 1,1% más que en 2011. La Comunidad autónoma que mayores pagos recibió del Fogasa fue Cataluña, con 338, 7 millones de euros, seguida de la Comunidad Valenciana (184,6 millones), Andalucía (175,4 millones), Madrid (149,1 millones) y País Vasco (124,9 millones). La Rioja, con 17,4 millones fue la Comunidad que menos fondos del Fogasa consumió.

Mariano Tomás
[email protected]