Morales dijo que este miércoles no lo pudo hacer porque el venezolano "está reposando"El presidente-dictador de Venezuela, Hugo Chávez, parece un fantasma (dicho sa con todo respeto), porque permanece invisible. Desde su llegada a Caracas procedente de la Habana todavía no se le ha visto en público. Pero es que tampoco sus mejores amigos hispanoamericanos han podido verle en los últimos tiempos, desde que fuera ingresado otra vez el pasado 11 de diciembre para someterse a la cuarta operación por un cáncer.

Ayer miércoles, por ejemplo, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aclaró que no pudo ver a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, durante la breve visita que realizó el martes a Caracas, ya que su aliado político "está reposando" y "en tratamiento todavía". Y decimos 'aclaró' porque un portavoz del Ministerio de Comunicación e Información de Venezuela había confirmado el encuentro entre los dos mandatarios a los periodistas congregados ante el hospital Carlos Arvelo. Según esta versión, la reunión se produjo en la tarde del martes y duró una hora. Mentira.

Pero es que, como recuerda Infobae en una gran información, esto de que sus presidentes amigos no puedan verle ya ha pasado en otras ocasiones. Por ejemplo, el propio Morales, el 22 de diciembre pasado llegó a Cuba con la intención de visitarle pero al final no pudo ser y sólo estuvo con los familiares y algunos allegados.

El 11 de diciembre, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, también viajó hasta La Habana para ver a Hugo Chávez pero no pudo.

Por su parte, el presidente de Uruguay, José Mujica, también quería viajar a Cuba para ver al líder bolivariano. Y no lo logró. El uruguayo directamente decidió no trasladarse porque sabía que no podría visitar a Chávez. El pasado 3 de enero comunicó que no iría a Cuba.

El 11 de enero la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, abandonó la isla sin poder ver al presidente venezolano.

Y el 13 de enero, el ex presidente de Brasil, Inácio Lula da Silva, almorzó con Fidel Castro, pero tampoco pudo ver a Chávez en persona y, simplemente, se limitó a enviar sus deseos de recuperación.

Todo es muy misterioso. Como siempre, vaya por delante el deseo de su recuperación y el respeto a su persona. Pero el pueblo venezolano se merece que no le mientan. Y sí que se puede criticar la gestión y el oscurantismo de su Gobierno.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]