La juez también imputó al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y al exconsejero del Gobierno de Navarra Álvaro MirandaComo se recordará, cargos de Unión del Pueblo Navarro (UPN) cobraron dobles y triples dietas y llegaron a cobrarlas en un sólo día como miembros de la Comisión Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras de la CAN. A raíz de ello, Kontuz! (Asociación de Consumidores, Usuarios y Contribuyentes de Navarra) y el partido político Unión, Progreso y Democracia (UPyD) denunciaron el caso.

Entonces, el 2 de abril pasado, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, María Paz Benito, acordó citar a declarar como imputados al expresidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y al exconsejero del Gobierno de Navarra Álvaro Miranda, en el marco de su investigación por el cobro de dietas en Caja Navarra. Se trata de todos los miembros de la permanente de la Junta de Fundadores, a excepción de la actual presidente de Navarra, Yolanda Barcina.

La juez que instruye el caso afirmó en un auto hecho público el 21 de marzo que el cobro de dietas en Caja Navarra tenía "un sustento cuanto menos dudoso" y señalaba que "no existe una norma que regule la llamada 'Permanente' hasta que no es regulada de forma expresa en el Reglamento de Organización y Funcionamiento Interno de la entidad, aprobado el 24 de junio de 2011, cuando esas reuniones venían celebrándose y esas dietas cobrándose desde el 31 de agosto de 2010".

Pues bien: esta mañana ha acudido a declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona el expresidente del Gobierno de Navarra Miguel Sanz. Todavía no han trascendido detalles de la declaración.

Por cierto, como destacaba Navarra Confidencial recientemente, el líder del PSN, Roberto Jiménez, también cobró dietas aunque se reafirmó en que las dietas que cobraba por ser miembro de la Junta de Entidades Fundadoras de la CAN "estaban perfectamente regladas" y que la Junta era un "órgano estipulado reglamentariamente".

Y añadía el confidencial navarro: "A pocas horas de pedir la dimisión de Yolanda Barcina por el escándalo de las dietas, se destapa el escándalo de que Roberto Jiménez cobraba dietas de la Junta de Entidades Fundadoras sin aparecer siquiera por las reuniones.

No sólo es el PSN no haya pedido perdón ni haya devuelto un euro, sino que además ha pedido la dimisión de los demás que se sentaban en la misma mesa que Roberto Jiménez a cobrar tridietas… al menos cuando Roberto Jiménez acudía. La excusa del PSN es que todo lo cobrado por los socialistas es transparente y legal, al punto que la normativa de la CAN preveía una cantidad por ir y otra por no ir. Si los líderes del PSN piden dimisiones pero no presentan las suyas es sólo por un pequeño porcentaje de dietas que los socialistas consideran opacas".

Manda huevos, que diría Trillo.

Andrés Velázquez

[email protected]