Lo dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn. Y también el ministro de Economía español, Luis de Guindos

 

Algunas informaciones -El País y ABC- apuntaban que fuentes de Comisión Europea señalaron este martes que la crisis duraría menos si se acelerara el saneamiento del sector financiero y recordaron que los 52.000 millones elevados por el Gobierno español para el saneamiento adicional que debe acometer la banca pueden no ser suficientes. Las mismas fuentes advirtieron la posibilidad de que España pueda optar por recurrir al fondo de rescate de la zona euro para sanear su banca tras los problemas creados por el estallido de la burbuja inmobiliaria.



Sin embargo, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, negó que la Comisión crea que España pueda tener que pedir ayuda al fondo europeo de rescate. "Es completamente infundado y no es cierto; esta no es la posición de la Comisión", dijo.



Al desmentido se unió, como no podía ser de otra manera, el titular de Economía, Luis de Guindos, quien destacó que el Gobierno "tiene su plan de reestructuración y saneamiento" del sistema financiero, del que Bruselas tiene una visión "positiva".



Hoy han proseguido los desmentidos, lo que da una idea de hasta qué punto la palabra 'rescate' produce urticaria, no sólo en el Ejecutivo español, sino también fuera de España. Hoy ha dicho el Eurogrupo que no ve "ninguna necesidad" de que España recurra al fondo de rescate para reestructurar la banca y cree que el plan del Gobierno para obligar a las entidades a sanear los activos inmobiliarios tóxicos está ya dando resultados. Esas mismas fuentes del Consejo de la UE han restado importancia a las recientes subidas en la prima de riesgo de la deuda española.



Eso sí: los ministros de Economía de la eurozona discutirán la situación fiscal en España durante la reunión informal que se celebra el viernes en Copenhague, coincidiendo con la reunión del consejo de ministros en la que se aprobarán los presupuestos de 2012.



En cualquier caso, no es la primera vez que una información pone en cuestión la labor de este Ejecutivo. Como aquella de la agencia Reuters según la cual el Gobierno de Rajoy había inflado las cifras de déficit.



Todo esto daña mucho a la ya de por sí inestable y frágil economía española.



Andrés Velázquez

[email protected]