Las viviendas hipotecadas encadenan ya 35 meses de caídas consecutivasEstá claro que el estallido de la burbuja inmobiliaria en España está siendo bestial porque su tamaño había alcanzado proporciones gigantescas. Al menos es lo que se desprende de los siguientes datos: el número de hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó un nuevo mínimo en marzo al situarse en 16.270, con una caída del 34,1% respecto al mismo mes de 2012, según los datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero es que el retroceso interanual de marzo, con el que las viviendas hipotecadas encadenan ya 35 meses de caídas consecutivas, es mucho más pronunciado que el de febrero, cuando las viviendas hipotecadas se redujeron un 7,5%. En el primer trimestre del año, el número de hipotecas sobre viviendas acumula una caída del 17,5% en comparación con el mismo periodo de 2012.

Además, la cifra total de hipotecas sobre viviendas (16.270) es la más baja en cualquier mes dentro de la serie histórica comparable, iniciada en 2003.

Entre las causas, además de que la burbuja era gigantesca, puede estar también que los beneficios fiscales asociados a la adquisición de vivienda dejaron de aplicarse el pasado 1 de enero.

Por otra parte, el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó en el tercer mes del año los 96.676 euros, un 6,7% menos que en igual mes de 2012, mientras que el capital prestado se redujo un 38,5% en tasa interanual, hasta los 1.572,9 millones de euros.

En tasa mensual (marzo sobre febrero), las hipotecas sobre viviendas disminuyeron un 32,8%, el mayor descenso de los últimos cinco años. El capital prestado para las viviendas hipotecadas registró un descenso mensual del 37,2%, registrando también su mayor retroceso desde 2009.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]