Victorino Alonso teme más bien por los ingresos de su grupo, que ha recibido una media de 100 millones de euros anuales en subvenciones

De los 24.000 millones de euros de subvenciones que ha recibido la minería desde el año 1990 para su reconversión, 2.110 millones han ido a parar al grupo Victorino Alonso. Ahora, tras las negociaciones fallidas con el Ejecutivo para mantener esas ayudas, el empresario ha criticado la "falta de racionalidad" del Gobierno porque impide llegar a un acuerdo para el mantenimiento del sector.

Habría que preguntar al señor Alonso si realmente lo que teme es el sostenimiento de su empresa, que durante diez años ha recibido una media de 100 millones de euros al año en subvenciones públicas, es decir, de dinero de todos los españoles.

En cualquier caso, y tras la falta de acuerdo entre las parte, los sindicatos han pedido a los mineros que vuelvan al trabajo, aunque niegan que esto signifique un cese en las movilizaciones. Sólo es, según ellos, un paso atrás para cargar las pilas y tomar impulso.

Pablo Ferrer

[email protected]