Estados Unidos se encuentra en una situación de leve crecimiento en el sector privado y de destrucción en el sector público

 

El desempleo en USA se sitúa en un histórico 9,2%.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se enfrenta a sus últimos años de la legislatura con una popularidad baja por el manejo que está realizando con la economía. Pero a ese aspecto, se une la situación del empleo en Estados Unidos que no acaba de despegar y se está convirtiendo en piedra de toque para el presidente. USA soporta hoy un paro del 9,2% de la población activa. En España estamos acostumbrados al 20% de desempleo, ciertamente, pero para ellos esa cifra significa casi el doble de lo habitual.

Además, el crecimiento económico del primer país del mundo está siendo lento y el crecimiento del déficit público, excesivo, lo que ha provocado desencanto entre los norteamericanos. Además, tal y como comenta Carlos Díaz Güell en la publicación Tendencias del dinero, los informes sobre el empleo del mes de junio arrojan una visión desalentadora del panorama de la actividad.

En el sector privado el segundo trimestre del año ha concluido con un crecimiento de 57.000 empleos, pero esto es una cuarta parte lo obtenido en el primer trimestre; y las previsiones para el tercero no son alentadoras. Pero esta situación el sector privado es peor en el sector público, donde no solo no se crea empleo, sino que se destruye, lo que ya viene siendo habitual en Estados Unidos desde 2008 cuando se aplicaron medidas de consolidación fiscal.

Y es que la mejoría en la popularidad que obtuvo Obama tras la muerte de Ben Laden se ha dilapidado por la economía. Habrá que ver hasta dónde le afectan las dificultades en la creación de empleo a su imagen ante una posible reelección.

Andrés Velázquez

[email protected]