El Gobierno mantiene sus objetivos para el cumplimiento del déficit de este año

 

Salgado tenía margen para subir el IVA hasta el 20%, pero después de la subida reciente hasta el 18% y dada la situación en la que se encuentra la economía, la reacción popular (del pueblo, no del partido) sería imprevisible.

Como mínimo, el voto popular (del partido, no del pueblo) se dispararía hasta el límite de lo irrecuperable.

En última instancia, Rubalcaba manda y el candidato socialista ha decidido que no hay subida del IVA. Así que el Gobierno ha dejado a un lado la calculadora, se lo ha pensado y cumplirá el objetivo de déficit (6%) sin subidas de impuestos. Otra cosa es que el candidato socialista prometa subir los impuestos de tabaco y alcohol, pero eso llegará después de las Generales.

Rodrigo Martín

[email protected]