• Lara lanza a La Sexta contra Rajoy y Berlusconi presiona al Gobierno con la Familia Real.
  • Pero Soraya Sáenz de Santamaría está dispuesta a ceder: cumplirá la sentencia del Supremo pero devolverá al Duopolio lo que el mandato del Tribunal Supremo le exige quitarle: tres canales a A-3 TV y dos a Tele 5.
  • Una chapuza jurídica sustituirá a otra: se baraja un concurso cerrado o quitarle canales a RTVE en beneficio de Lara y Berlusconi.
  • Y mientras tanto, el dividendo digital de las telecos tendrá que aguardar hasta 2015... para desplegar la mejor espectro para la G-4.

Cualquiera que siga al Gran Wyoming o a Ana Pastor o Sálvame, el mercadillo de intimidades debe estar asombrado de los palos que los informativos del Duopolio arrean al Gobierno Rajoy. Precisamente el Duopolio de José Manuel Lara y Silvio Berlusconi, que controla el negocio televisivo en España con más del 90% de toda la facturación publicitaria.

Todo ello cuando quedan tan sólo dos consejos de ministros para que el Gobierno cumpla el mandato del Tribunal Supremo, cuyo fallo exige retirar nueve canales (tres a Antena 3 TV, dos a Tele 5, dos a El Mundo y dos al ABC). Algo que el Duopolio, que controla el 55% de la audiencia y el 91% del mercado publicitario, no está dispuesto a permitir. El duopolio no acepta que le quieten ninguno y la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen junto a José Manuel Lara), está dispuesta a ceder. Primero se empeñó en desobedecer al Supremo, pero eso resultaría visiblemente grave. Luego ha decidido que lo mejor es cerrar los canales pero compensar al Duopolio con otros, sea mediante un concurso cerrado o mediante la cesión de canales de RTVE.

En cualquier caso, eso supondría añadir una chapuza jurídica a otra. Para entendernos, el Supremo ha dado la razón al pirata que denunció la concesión sin concurso de esos canales. Si ahora lo que se les quita con una mano se les vuelve a dar por otra por una vía irregular, estamos asistiendo a una nueva burla al Supremo y a un escenario en el que se prevén nuevas querellas. Pero el final no tardaría en llegar.

Todo por el terror que la vicepresidenta y 'hombre fuerte' del Gobierno siente hacia el Duopolio en año electoral y en la segunda parte de la legislatura. No olvidemos que doña Soraya no sólo aspira a permanecer en el cargo sino a suceder a Rajoy como primera mujer presidenta del Gobierno de España. Y no contenta con ello, pretende que los bancos y las grandes empresas financien la compra de El Mundo por José Manuel Lara.

En el entretanto, el Gobierno sigue sin proporcionar algo a las telecos, que ya pagaron por ello hace año y medio (el Duopolio no pagó nada, al igual que El Mundo y ABC, por los canales de TDT). Desde Industria, ya ha advertido a las operadoras que tendrán que esperar a 2015 para obtener el mejor espectro par la cuarta generación de móviles.

Esto es la España de Rajoy.

Eulogio López

[email protected]