• Su mensaje es novedoso. Para el secretario de Unión Sincial Obrera, las subvenciones al empleo no son la solución al problema.
  • "Lo que los empresarios realmente requieren son políticas que generen crecimiento y por tanto la necesidad de contratar", afirma el secretario de USO.
  • El secretario general de Unión Sindical Obrera ha acompañado a Cándido  Méndez y a Fernández Toxo a la entrevista con el Presidente de Gobierno.
  • También ha estado presente la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Bernardette Ségol.
  • Se trata de una reunión para conocer las propuestas del sindicalismo europeo con vistas a la la Cumbre Europea que se celebrará este mes.
  • USO denuncia que el plan de empleo juvenil puede quedarse en aguas de borrajas si no se aborda la dimensión social y el paro en su conjunto.
  • Los tres sindicatos coinciden en pedir una renta mínima garantizada en todos los países de la Unión Europea.
  • Las fuerzas sindicales se muestran pesimistas ante el futuro de la cumbre.

Julio Salazar, presidente de Unión Sindical Obrera (en la imagen), ha acudido esta mañana a la reunión que ha tenido lugar con Mariano Rajoy, en la que también han estado presentes  los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, de UGT, Cándido Méndez y la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Bernadette Ségol.

Tres horas  y media ha durado la reunión, donde se han abordado los planes y propuestas del sindicalismo europeo con vistas a la próxima cumbre que tendrá lugar este mes.  El duopolio sindical parece haberse roto con este encuentro. USO, el sindicato independiente que nació en los años 50 con la  finalidad de defender los intereses de los trabajadores y trabajadores de todos los sectores y condiciones, desde una perspectiva humanista, tiene peso en Europa y mucho que decir.

Y así lo ha hecho. Con una perspectiva completamente innovadora. Salazar ha manifestado que los empresarios no crean empleo por las subvenciones, sino porque necesitan trabajadores. Según el secretario de USO, si las políticas para combatir el paro juvenil se fundamentan sólo en dar subvenciones a las empresas, todo "se quedará en puro verso". Los empresarios no contratan porque se les subvencione. En este sentido, Salazar ha recordado que las empresas lo que "realmente requieren son políticas que generen crecimiento y por tanto la necesidad de contratar".

También ha manifestado que si no se aborda la dimensión social, la Cumbre quedará en "pura calderilla" y ha insistido en que el desempleo juvenil es parte del problema fundamental europeo, que es "el paro en su conjunto".

Los tres sindicatos y la representante sindical europea se han mostrado de acuerdo en exigir un cambio de políticas macroeconómicas para que no siga creciendo la pobreza y la desigualdad, y han expresado sus miedos de que esta cumbre carezca de contenido y se quede en un acuerdo de "mínimos" sobre la unión bancaria, la financiación de las pymes y el empleo juvenil, un plan que temen se quede en "agua de borrajas" y para ello han pedido una "renta mínima garantizada" en todos los países de la Unión Europea.

Bernardette Ségol
ha insistido en que la próxima cumbre no deber ser Europa, algo que, según ha subrayado, no debe ser "simplemente un intercambio de puntos de vista", sino la posibilidad de modificar las políticas llevadas a cabo por los distintos países.

Sara Olivo
[email protected]