Meses después, Interior archivó una inspección realizada en la agencia de detectives, informa La RazónEste miércoles ha publicado La Razón una información que merece la pena reseñar. El anterior Jefe Superior de Policía de Barcelona, Narciso Ortega, celebró, en 2010, una comida de trabajo con el dueño de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco.  El almuerzo se celebró, precisamente, en el restaurante La Camarga, establecimiento protagonista de las últimas informaciones sobre supuesto espionaje por medio de grabaciones. Pero no consta, al menos de momento, que hubiera instalados dispositivos de grabación para recoger lo que dijera el jefe policial, explica este periódico.

Ortega, que con anterioridad había ocupado la Jefatura Superior de Canarias fue nombrado por el Gobierno socialista, cuando el titular de Interior era Alfredo Pérez Rubalcaba. Marco, según indican las fuentes a La Razón, siempre intentaba trabar amistad y una buena relación con los distintos mandos policiales de las zonas en las que trabajaba su agencia de detectives, con el fin de tratar de evitar problemas o fricciones que pudieran surgir en los trabajos que desarrollaba su empresa.

Al cesar Ortega, y ser nombrado el actual titular de la Jefatura Superior de Barcelona, Agustín Castro, Marco ha intentado varias veces comer con él. En todas las ocasiones, las invitaciones fueron declinadas, cuenta la infomación del rotativo.

La comida entre el dueño de Método 3 y Narciso Ortega se celebró meses antes de que el Ministerio del Interior decidiera archivar (sin que se pueda acreditar una relación causa-efecto), una inspección que se realizó en la agencia de detectives, pese a que, según las citadas fuentes, habían sido detectadas graves irregularidades. En concreto, la inspección fue realizada por la Comisaría de Seguridad Privada al haber sido detectadas «graves vulneraciones» de la legislación. La investigación se hizo en mayo de 2011, cuando el titular de Interior era Rubalcaba. El archivo se produjo dos meses después, cuando el ministro era Antonio Camacho. La propuesta de archivo correspondió al secretario de Estado de Seguridad, Justo Zambrana, explica La Razón.

Andrés Velázquez
[email protected]