• John Kerry: "Haremos todo lo posible para para ayudar al Gobierno nigeriano a devolver a estas jóvenes a sus casas y para llevar a los autores ante la Justicia".
  • Confusión en torno a su paradero: los terroristas ahora amenazan con venderlas como esclavas.
  • Pero EEUU dice que "las niñas raptadas en Nigeria habrían sido sacadas del país".
  • Una de ellas, que consiguió huir, aseguró que las violan hasta quince veces al día y que si no se convierten al Islam, las degollan.
Ya hemos informado de que las 223 adolescentes secuestradas en Nigeria por la secta yihadista Boko Haram son violadas quince veces al día, son obligadas a convertirse al Islam y si se niegan, son degolladas, según el testimonio de una de ellas que logró huir.

La situación de las niñas es grave. El líder del grupo terrorista Boko Haram Aboubakar Shekau ha dicho en un vídeo: "Yo secuestré a vuestras hijas y voy a venderlas en el mercado, en el nombre de Dios". Con un tono claramente amenazador, el líder terrorista, a quien el Gobierno nigeriano prácticamente dio por muerto el año pasado, aseguró que "ya había dicho que la educación occidental debía acabarse. Niñas, tenéis que dejar la escuela y casaros". Además, unas pocas adolescentes, según el mensaje difundido por Boko Haram, van a quedar en manos de esta organización radical para que les sirvan como esclavas y serán obligadas a casarse con sus integrantes, informa El País.

Semejante brutalidad merecería mayor atención por parte de la comunidad internacional y también ayuda de todo tipo -militar si hiciera falta- al Gobierno de Nigeria. Ya se han movilizado los padres de las jóvenes y numerosas organizaciones de la sociedad civil; como la comunidad nigeriana en Nueva York, que también ha protagonizado marchas de protesta.

Parece que, al menos EEUU y Reino Unido reaccionan (como siempre). El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, admitió desconocer el lugar donde estaban las jóvenes, aseguraba este domingo durante una entrevista televisada que "hemos hablado con países de los que esperamos una ayuda y los Estados Unidos ha sido el primero. Ya he hablado dos veces con el presidente Obama". La respuesta ha llegado también este fin de semana de la mano del secretario de Estado de EEUU, John Kerry (en la imagen), que ha asegurado en una entrevista a The Washington Post que "haremos todo lo posible para para ayudar al Gobierno nigeriano a devolver a estas jóvenes a sus casas y para llevar a los autores ante la Justicia".

Por su parte, el ministro de Exteriores británico, Willian Hague, ha ofrecido ayuda a Nigeria para conseguir la liberación de las niñas: "Estamos ofreciendo ayuda práctica". "Lo que ha ocurrido aquí, las acciones de Boko Haram de usar a niñas como botín de guerra es repugnante, es inmoral". 

No obstante, no hay buenas noticias. Porque, según el departamento de Estado estadounidense, muchas de ellas probablemente fueron sacadas de Nigeria a los países vecinos, recoge Infobae. "Muchas de ellas probablemente fueron llevadas fuera del país, hacia países vecinos", explicó la portavoz de la diplomacia estadounidense, Marie Harf y añadió que Washington asiste a Nigeria en antiterrorismo intercambiando información de inteligencia, y agregó que estaban preparados para ayudar "de cualquier forma".

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, calificó el secuestro de "escándalo" y "tragedia". "Hacemos todo lo posible para ayudar al gobierno nigeriano y apoyar sus intentos de encontrar y liberar a las jóvenes secuestradas", añadió.

Andrés Velázquez
[email protected]