Sin embargo, el déficit por cuenta corriente desciende hasta 3.609,9 millones de euros (4.024,4 millones en septiembre de 2010)Según el Banco de España, el déficit de la balanza comercial se ha situado en septiembre de 2011 en 4.519,3 millones de euros (4.199,6 millones en el mismo mes de 2010), lo que supone un aumento de 320 millones respecto al mismo mes del año anterior.

Este aumento del déficit comercial se explica -según la entidad- por el deterioro del saldo energético, que se amplió en torno a un 50%, ya que el componente no energético mejoró notablemente (un 49%).

Asimismo, en septiembre de 2011 la economía española registró un déficit por cuenta corriente de 3.609,9 millones de euros, inferior al del mismo mes de 2010 (4.024,4 millones). El Banco de España explica esta reducción por la mejoría de los saldos de servicios y transferencias corrientes, que compensó la ampliación de los déficits de la balanza comercial y de rentas.

El Banco de España también pone de manifiesto que en septiembre de 2011, el superávit de la balanza de servicios aumentó hasta 3.870,0 millones de euros, frente a 3.260,8 millones en el mismo mes de 2010.

Esta evolución reflejó tanto la ampliación del saldo positivo de las balanza de turismo y viajes, que se situó en 3.409,0 millones de euros (2.955,1 millones en septiembre de 2010), como el de otros servicios, que alcanzó los 461,0 millones de euros en septiembre de 2011 (305,6 millones en septiembre de 2010).

Durante el conjunto de los nueve primeros meses del año 2011, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente disminuyó hasta 33.980,4 millones de euros, desde los 38.783,5 millones registrados en 2010.

Esta evolución recoge principalmente el favorable comportamiento de los saldos comercial y de servicios, y, en mucha menor medida, de las transferencias corrientes, que compensaron la ampliación del déficit de rentas.

El saldo negativo acumulado de la balanza comercial en el periodo enero-septiembre de 2011 se situó en 32.063,1 millones de euros (36.117,4 millones en el mismo período del año anterior), en un contexto de dinamismo de los flujos comerciales, tanto de las importaciones como, especialmente, de las exportaciones (11,4% y 17,3% en tasa interanual, respectivamente), y de reducción del déficit del componente no energético (un 73,0%), mientras que se amplió el saldo negativo energético (un 22,3%).  

En la balanza de servicios, el superávit acumulado en el periodo acumulado hasta septiembre de 2011 ascendió a 27.630,7 millones de euros (22.418,5 millones en el mismo período del año 2010). El saldo positivo de la rúbrica de turismo y viajes se amplió hasta alcanzar 24.934,3 millones en los primeros nueve meses de 2011 (21.799,3 millones en el mismo período del año previo).

Por su parte, los otros servicios contabilizaron un superávit de 2.696,4 millones de euros en dicho periodo (619,2 millones en el periodo enero-septiembre del año 2010).  

Andrés Velázquez

[email protected]