La explicación: el desequilibrio en el crecimiento de las importaciones ( 6,7%) y las exportaciones ( 2,3%)

El déficit por cuenta corriente (ingresos y pagos al exterior) acumula ya 9.900 millones de euros en el primer semestre, frente a los apenas 1.000 millones del primer semestre de 2013, según los datos del Banco de España.

La explicación está en el aumento del déficit de la balanza comercial (hasta 9.000 millones, un 164,7% más), tras el desigual balance en el crecimiento de las importaciones ( 6,7%) y exportaciones ( 2,3%). Los datos van en la misma línea que la evolución del PIB: aumenta un 0,6% por el consumo y la inversión privada pero se resiente en el sector exterior.

El aumento de déficit comercial no puso ser compensado por la mejora del superávit de servicios (turismo y viajes), que ascendió a 14.500 millones de euros (frente a los 14.000 anteriores). El saldo de transferencias corrientes se mantuvo estable: un superávit de 4.000 millones frente a los 3.900 anteriores.

Andrés Velázquez

[email protected]