• De esta cifra, 5.800 corresponden al sector de la automoción y 14.400 al consumo, según Asnef.
  • Su presidente, Óscar Crémer, señala que el último trimestre del año pasado es el que ha provocado este cambio positivo, pero advierte que "hay que ser prudentes".
  • La morosidad ha caído en consumo hasta el 13,12% y en automoción hasta el 11,36%.
  • Mientras que la inversión viva se situó en 22.081,3 millones de euros, un 1,01% menos que hace un año.
  • Crémer afirma que los planes PIVE y PIMA AIRE han sido "determinantes" para la recuperación del sector de la automoción, pues el 80% de los vehículos vendidos usa esta financiación.

Poco a poco se van sumando más indicadores que nos permiten afirmar que se empieza a dar la tan ansiada recuperación económica. Ahora le toca el turno al crédito al consumo, que durante el 2013 decidió cambiar de tendencia, ya que creció un 3,25%, hasta los 20.221,7 millones de euros, según los datos difundidos por la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef).

De esta cifra, 5.847,3 millones de euros correspondieron al sector de la automoción y 14.374,4 millones al consumo. "Es la primera vez desde el inicio de la crisis que el crédito al consumo no remontaba conjuntamente", ha afirmado Óscar Crémer, presidente de Asnef.

Además ha señalado que este cambio positivo de tendencia en el consumo ha venido provocado por el último trimestre del año pasado, pero no quiere lanzar las campanas al vuelo todavía y advierte que "hay que ser prudentes", pese a que "todos los indicadores apuntan a que se ha parado la caída continuada".

Este aumento del crédito al consumo hace que se aprecie un buen comportamiento de la renta disponible de las familias, así como una mejora de su riqueza financiera y un menor endeudamiento.

La morosidad también camina por la senda positiva, pues cayó más de un punto en consumo, hasta el 13,12%, y unas décimas en automoción, hasta el 11,36%.

Respecto a la inversión viva, los datos de Asnef reflejan que a 31 de diciembre de 2013 se situó en 22.081,3 millones de euros, un 1,01% menos que hace un año. De los cuales, 13.513,6 millones correspondieron a la financiación de la automoción y 8.567,7 millones a la del consumo.

Uno de los aspectos que preocupa a Asnef es el fraude y, aunque las entidades han aprendido a defenderse, "hay que seguir haciendo una inversión cuantitativa en la lucha contra el fraude, porque el defraudador también mejora sus métodos", ha recalcado Crémer.

A la vista de los datos de 2013 las perspectivas para 2014 son buenas, pues se ve como el año de estabilización del sector. Sin embargo, para regresar a crecimientos sostenidos es necesario esperar hasta 2017, pues tiene que haber más creación de empleo, una recuperación total de la confianza en la economía y una reactivación de la venta de viviendas, ya que hay un elevado stock inmobiliario.

El presidente de Asnef ha valorado positivamente a las entidades de crédito, pues durante la crisis "han aprendido de sus errores, se han reestructurado, se han reinventado y se han adaptado a los nuevos requerimientos del mercado". Además Crémer afirma que los planes PIVE y PIMA AIRE han sido "determinantes" para la recuperación del sector de la automoción, pues el 80% de los vehículos vendidos usa esta financiación. Y es que no hay ninguna duda de que sin los incentivos del Gobierno en este sector no hablaríamos de recuperación.

Cristina Martín

[email protected]