• Lo que significa que el coste de la deuda se dispara para el grupo.
  • Y esto en vísperas de su junta general de accionistas que se celebrará el próximo domingo.
  • La caída del consumo no sólo ha dañado las ventas de la cadena sino que ha complicado su estructura financiera.

La compañía que preside Isidoro Álvarez (en la imagen) ha llegado a un acuerdo con el Santander, BBVA, Sabadell, La Caixa y Popular para refinanciar 3.800 millones de euros, esto es, el 76% de su deuda total, que asciende, según la empresa, a 5.000 millones de euros.

Lo más llamativo es que el grupo que siempre había presumido de no tener deuda, ahora ha tenido que refinanciarla a 8 años, es decir, hasta 2021, lo que significa que le saldrá mucho más cara, es decir, que tendrá que pagar muchos más intereses.

Además, si refinancia la deuda es porque no puede pagarla ahora, lo que da muestras del difícil momento que atraviesa el grupo, a pesar de que Álvarez afirme que con este acuerdo conseguirá "una mayor flexibilidad y una mejora de su estructura de financiación en cuanto a costes y plazos".

En cualquier caso, la compañía confía en cerrar la refinanciación del resto de la deuda, para lo que espera llegar a un acuerdo con el resto de entidades acreedoras. Según la empresa, los fondos propios del grupo ascienden a 7.450 millones de euros y su cifra de negocios ronda los 15.000 millones.

Asimismo, sus activos inmobiliarios están valorados, según Tinsa, en más de 18.000 millones de euros. Según los datos a 29 de febrero del año pasado, la red comercial del grupo estaba formada por 83 grandes almacenes, 39 Hipercor, 253 tiendas de proximidad (Supercor, Supercor Exprés y Opencor), 68 Sfera y 107 Óptica 2000, entre otros establecimientos.

Sea como fuere, el anuncio de este lunes se ha producido en vísperas de la junta general ordinaria y extraordinaria de accionistas que el próximo domingo tendrá que aprobar las cuentas del ejercicio 2012-2013 y el informe de gestión.

No cabe duda de que la caída del consumo -sobre todo el de las clases medias- ha dañado las ventas de la cadena. El problema es que también ha complicado su estructura financiera. Ya veremos hasta dónde.

Pablo Ferrer

[email protected]