• El ex presidente del Gobierno pide que se deje de "galopar hacia un imposible".
  • Sostiene que una posible solución es una España federal.
  • El asesor del hombre más rico del mundo está preocupado porque el modelo de globalización distribuye muy mal la riqueza.

El ex presidente del Gobierno, Felipe González (en la imagen), lo tiene clarísimo: "La independencia de Cataluña como objetivo es imposible". Por eso, ha pedido que se deje de "galopar hacia un imposible", ya que continuar con esa actitud "puede provocar una fractura económica y social de la que nos costará recuperarnos más de cuarenta años".

Durante su intervención en Nueva Economía Forum -ha presentado al presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián- González- afirmó que el federalismo es una posible solución y ha abogado por que se defienda una idea clara de España. "Yo puede decir que sí tuve una idea clara de España los 14 años que estuve en el Gobierno", ha señalado.

El asesor del hombre más rico del mundo -el mexicano Carlos Slim- ha reconocido que está preocupado porque el actual modelo económico globalizado distribuye muy mal la riqueza, sobre todo en fases de crecimiento. Está bien que lo diga él, que recientemente se ha comprado la finca "El Penintencial", en Cáceres, por un millón de euros. A lo mejor ahora va y se la regala al Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y a su líder, Sánchez Gordillo. Pero no creo.

Pablo Ferrer

[email protected]