Las ventas del comercio minorista caen un 5,8% en 2011; el ahorro doméstico decrece hasta el 10,9%

 

Las ventas del comercio minorista han agravado su caída en 2011 hasta el 5,8% tras haber retrocedido un 1,7% durante el ejercicio 2010, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata del cuarto año consecutivo en negativo de las ventas minoristas en un escenario de crisis económica marcado por la desaceleración del consumo. Además, en diciembre de 2011 las ventas interanuales del comercio minorista registraron por decimo octavo mes consecutivo signo negativo (-6,2%). Y en noviembre ya habían retrocedido un 7,2% con relación a las cifras registradas en el mismo mes del 2010.

Por modos de distribución, todos ellos redujeron sus ventas en 2011, especialmente las pequeñas cadenas y las grandes superficies, con caídas en ambos casos del 7,2%. En las empresas unilocalizadas el descenso anual de las ventas fue del 7% y en las grandes cadenas, del 0,8%.

Las ventas de los productos alimenticios se redujeron un 2,8% en 2011, y las de los no alimenticios bajaron un 7,5%. Entre estos últimos, la mayor caída de las ventas se dio en el segmento de equipo del hogar, con una tasa del -9,1%. En consecuencia, el desempleo también ha crecido en el sector minorista: en el año 2011 la ocupación disminuyó un 0,4%; y ha descendido un 0,9% respecto a diciembre de 2010.

Como explicamos recientemente, la tasa de ahorro de hogares y de instituciones sin ánimo de lucro se situó en el 10,9% de su renta disponible en el tercer trimestre de 2011, lo que supone 2,2 puntos menos que la de hace un año, como consecuencia del mayor consumo de las familias. Y es que como las familias no tienen ingresos o estos son escasos -los bancos no dan créditos, hay más paro, las prestaciones por desempleo se acaban y los sueldos (como el Salario Mínimo) se congelan- lo poco que ingresan o tienen se ven obligadas a gastarlo para las necesidades básicas. Y, como consecuencia, tampoco pueden ahorrar.

Es más: respecto al segundo trimestre de 2011, la tasa de ahorro de los hogares ha pasado del 13,2% a finales de junio al 10,9% en septiembre. Y en números, la cuantía total del ahorro de los hogares españoles se situó en los 18.496 millones de euros en el tercer trimestre, 3.562 millones de euros menos que en igual periodo de 2010. Por lo mismo: el incremento del gasto en consumo final de los hogares en un 3,4%.

Y es que la crisis es tan brutal que pese a que las familias gastan lo poco que tienen -todo- en productos de primera necesidad, el comercio minorita se ha resentido y ha vendido menos.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]