Exige control del gasto y de la deuda para las autonomías

En su documento sobre Administraciones Territoriales, el Círculo de Empresarios propone algunas medidas para la eficiencia y la unidad de mercado. Entre otras, la disciplina fiscal y una mayor transparencia, ya que la posibilidad de endeudarse sin asumir las consecuencias es una de esas malas costumbres que las Comunidades y municipios se niegan a abandonar. Gastar y endeudarse no deberían salir gratis, especialmente cuando se espera que el Estado salga al rescate.

En cuanto a la forma de marcar esa disciplina, el Círculo exige la rendición de cuentas y las sanciones y no descarta que se traslade a las autonomías que incumplan las sanciones impuestas por la UE. José María Alonso, presidente del Comité de Administraciones Territoriales, llamó especialmente la atención sobre la trampa de las empresas públicas, cuya deuda no se contabiliza en las cuentas autonómicas.

El Círculo propone también la reducción de los 8.114 municipios y pone como ejemplo a Grecia (que pasó de 1.034 a 355 municipios), Dinamarca (de 1.100 a 98) o Suecia (de 2.281 a 278). Aunque Claudio Boada, presidente del Círculo de Empresarios no quiso precisar cuál sería el número ideal, aclaró que se trata de un proceso largo que, en el caso de Suecia duró 50 años. En cualquier caso, la propuesta no deja de ser polémica porque somete la existencia de las entidades más próximas al ciudadano a criterios económicos. Además, Boada señaló como argumento una mayor fortaleza de los municipios más grandes para contratar, a pesar de que esa fuerza acaba cayendo sobre el trabajador. En definitiva, el famoso principio de las sinergias, que incrementa el ahorro y la producción gracias a la precarización del empleo.

Mariano Tomás

[email protected]