• Boston Consulting coordina a las cuatro auditoras que preparan un nuevo informe… con los datos del Banco de España.
  • Y la consultora Oliver Wyman revisará el resultado final de este informe.
  • Al final, los españoles estamos pagando informes copiados del denostado cuerpo de inspectores.
  • Todo ello para ganarnos una credibilidad que a los mercados les trae sin cuidado.
  • A los especuladores lo único que les importa es que haya dinero público, español o europeo, para salvar a los bancos en dificultades.
  • Y encima, estos análisis no sólo ponen en solfa a las entidades intervenidas sino a toda la banca española.
  • Incluso el trabajo que realizó hace unos años Boston Consulting sobre las necesidades de capitalización de la banca, lo elaboró con información del Banco de España analizada por un inspector en excedencia del propio Banco de España.

Ahora resulta que la consultora Oliver Wyman va a revisar el trabajo de Deloitte, Ernst & Young, KPMG y PwC sobre los bancos españoles. Estas cuatro auditoras –coordinadas por Boston Consulting- están elaborando un informe detallado de las necesidades de las entidades financieras de nuestro país. Por supuesto, será un trabajo más concreto que el elaborado por las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger que, a pesar de costar un millón de euros cada uno, sólo arrojó las cifras que necesitaría el sector en general teniendo en cuenta dos escenarios: uno mejor que otro, pero este último menos probable.

En cualquier caso, esto de los exámenes a la banca es un cachondeo, y no por los resultados que arrojan, sino porque todos estos informes se están elaborando con los datos que tiene el Banco de España y que son fruto del trabajo del ahora denostado cuerpo de inspectores. Vamos, que estamos pagando por unos informes que copian el trabajo –muy bueno, por cierto- de los inspectores del BdE.

Y todo ello lo estamos haciendo para ganarnos una confianza que a los mercados ni les va ni les viene. De hecho, a los especuladores sólo les importa si hay dinero público -español o europeo, es lo mismo- para salvar a entidades en apuros. Para más INRI, estos análisis ponen en cuestión a todo el sector, algo que han denunciado en múltiples ocasiones desde la propia Asociación Española de Banca (AEB), que reclama una distinción entre entidades solventes y aquéllas en dificultades.

Pero todo esto viene de atrás. Ya hace unos años, Boston Consulting, "empresa global líder en consultoría estratégica para la alta dirección", como dice en su página web, elaboró un informe sobre las necesidades de capitalización de la banca española. ¿A que no adivinan de dónde sacó la información? Correcto: del Banco de España. Pero, ¿a qué no saben quién analizó esa información? Pues sí, un inspector en excedencia del propio Banco de España.

Pablo Ferrer
[email protected]