• Al Ejecutivo no le ha quedado más remedio: llevan semanas negociando con el presidente de la Comunidad madrileña, pero éste al final no ha dado marcha atrás.
  • El sucesor de Esperanza Aguirre, horas antes, en Los Desayunos de TVE, defendía su postura con enorme convencimiento: "Un modelo de financiación injusto nos ha obligado a hacerlo".
  • El Gobierno no entiende que el PSOE se haya posicionado contra González y exija la devolución de los once días pagados cuando ni siquiera presentó recurso de inconstitucionalidad en el caso del copago catalán.

Con enorme rotundidad, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen) ha anunciado este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la decisión del Gobierno de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra Ignacio González, presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, contra la ley que le permitía cobrar desde primeros de año, un euro por receta. El Ejecutivo entiende que la medida "grava la prestación de un servicio que corresponde al Sistema Nacional de Salud, es decir, reservado al Estado", y afecta y vulnera "las condiciones de igualdad de todos los españoles", garantizadas por la Constitución.

El Gobierno ha solicitado al Consejo de Estado la emisión de un dictamen en el plazo de cinco días, que llevará aparejada la petición de suspensión de la medida adoptada por la Comunidad madrileña para reducir su déficit.

Sáenz de Santamaría ha justificado oficialmente la decisión por coherencia con la actitud adoptada al plantear un recurso de similares características contra el Gobierno catalán por el copago farmacéutico.

Fuentes del Ejecutivo han asegurado que han intentando, infructuosamente, convencer a González para no llegar a este extremo. Los esfuerzos han sido inútiles, señalan. La interposición de un recurso de inconstitucionalidad por parte de un Ejecutivo del PP contra una autonomía del mismo partido revela importantes brechas en el seno del partido.

En la misma mañana de este viernes, Francisco González afirmaba que no devolvería el dinero cobrado hasta ahora, asunto de difícil solución y que, según fuentes del Ejecutivo, "está por ver". En Los Desayunos de la TVE, González justificaba su actitud montaraz al afirmar que "un modelo de financiación injusto" ha obligado a la Comunidad de Madrid a reducir 2.700 millones su presupuesto en un año. González, en un alarde de megalomanía, ha manifestado que el Gobierno "entiende que entramos en una competencia desleal", al tiempo que la Comunidad de Madrid estaba dispuesta a asumir lo que ocurriera con Cataluña, donde el impuesto comenzó a aplicarse en verano, y también fue recurrido por el Gobierno.

El Partido Socialista también ha presentado este viernes un recurso de inconstitucionalidad, y tras el anuncio del presidente de la Comunidad de no devolver el dinero, Tomás Gómez, secretario general de los socialistas madrileños, ha anunciado que el PSM que demandará a González por responsabilidad patrimonial para que "afronte de su bolsillo" los gastos ocasionados por la aplicación de la medida inconstitucional del euro por receta.

Fuentes del Gobierno han mostrado su extrañeza sobre las prisas que se ha dado el PSOE en presentar un recurso, "en menos de tres semanas, cuando no presentaron ningún recurso de inconstitucionalidad en Cataluña".

Sara Olivo

[email protected]