La primera estimación es de Asaja, la segunda del Ministerio de Agricultura

Pedro Barato, presidente de la organización agraria Asaja, ha cifrado en más de 250 millones de euros el impacto de la decisión rusa de boicotear los productos agrícolas y alimentarios procedentes de la Unión Europea y Estados Unidos. Paralelamente, el Ministerio de Agricultura, señala que el impacto es "limitado" y lo cuantifica en 337 millones. Contrasta con la versión de Barato, que advierte de las consecuencias: una posible saturación del mercado.

"Nos afecta de una forma muy directa, y el problema son los daños colaterales. Todos los países que exportan a Rusia, como Polonia o Lituania, tendrán que colocar sus mercancías en el mercado, por lo que se generará una gran saturación", ha afirmado Pedro Barato esta mañana en declaraciones a la Cope.

Barato ha dicho tener sus esperanzas puestas en el funcionamiento de los organismos internacionales, en referencia al Comité de Gestión, que se reúne la próxima semana en Bruselas.

 

Daniel Esparza

[email protected]