• Su fundación premia a Christopher Field, gurú del cambio climático, por descubrir la importancia de los ecosistemas y su adecuada gestión como potentes herramientas en la lucha contra este fenómeno.
  • El trabajo de este biólogo estadounidense ha servido para cuantificar el efecto que las alteraciones en la cubierta vegetal tienen sobre el clima y a su vez, ha ayudado a predecir el impacto del cambio climático sobre los ecosistemas terrestres.
  • Preside el Grupo de trabajo II del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), organismo que emitirá su quinto informe sobre este fenómeno en el próximo mes de abril.
  • Aunque quizá sean menos populares, también hay científicos en contra de la teoría de que el culpable del cambio climático es el ser humano.
  • 150 científicos (Coalición Científica Internacional) en una carta a Ban Ki Moon y otros 700 en un informe del Senado de EEUU se mostraron en contra de la teoría oficial de la ONU.

La entidad bancaria que preside Francisco González (en la imagen) se apunta al dogma del cambio climático, pues su Fundación ha galardonado a Christopher Field con el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cambio Climático por haber descubierto la importancia de los ecosistemas y su adecuada gestión como potentes herramientas en la lucha contra el cambio climático.

Este biólogo estadounidense es director del Departamento de Ecología Global de la Carnegie Institution for Science y también catedrático de la Universidad de Stanford (EEUU). Pero además de esto, este gurú del cambio climático es consultor habitual de gobiernos e instituciones en este tema.

En la actualidad, preside el Grupo de trabajo II del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), que se ocupa de impactos, adaptación y vulnerabilidad frente al cambio climático. Este grupo emitirá su quinto informe sobre este fenómeno en el próximo mes de abril, el anterior se publicó en el año 2007. Dicho informe aspira, al igual que los anteriores, a servir de base para las políticas públicas que se hagan con relación a este tema.

El trabajo de este científico ha permitido cuantificar el efecto que tienen sobre el clima las alteraciones que se producen en la cubierta vegetal (deforestaciones, agricultura,…) y a su vez, ha ayudado a predecir el impacto del cambio climático sobre los ecosistemas terrestres. "En su gestión en el IPCC ha demostrado gran capacidad para captar las ideas importantes que hay que transmitir desde la ciencia a los responsables políticos", comenta José Manuel Moreno, vicepresidente del Grupo de trabajo II del IPCC y director del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Castilla La Mancha. "Es muy importante que los gobiernos perciban la solidez de la ciencia del cambio climático", añade.

Según el último informe de la ONU, que se difundió a finales del verano del año pasado, los expertos del IPCC señalaban con un 95% de certeza que las actividades humanas son el principal origen del calentamiento global. "Estamos un poco más seguros de que el cambio climático (…) es en gran parte causado por el hombre", afirmó Reto Knutti, profesor del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zúrich. Esto de poner al hombre en el centro de la diana como el culpable del cambio climático es lo que practican la mayoría de científicos, pero también hay algunos otros, quizá menos populares que no apoyan esta teoría.

Esta opinión permite, en cierta manera, explicar que en muchos países no se potencien auténticas políticas de natalidad, pues no interesa que haya más seres humanos. Al hilo de esto, conviene no olvidar las palabras del Papa Pablo VI en la Asamblea de Naciones Unidas el 4 de octubre de 1965: "Vuestra tarea consiste en conseguir que el pan sea suficientemente abundante en la mesa de la humanidad y no en fomentar el control artificial de nacimientos -que sería irracional-, a fin de disminuir el número de comensales en el banquete de la vida".

Entre los escépticos a esta teoría de que el hombre es el culpable, está la plataforma Coalición Científica Internacional, formada por 150 científicos, que en el año 2009 envió una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, donde mostraba su rechazo a la teoría del IPCC. Este grupo reclamó además a la ONU que presentara "evidencias convincentes" de que la emisión de gases de efecto invernadero producida por el hombre es origen y causa del calentamiento global. También un informe del Senado de EEUU recogió en diciembre de ese mismo año la opinión de 700 científicos contrarios a la teoría oficial de la ONU, y a su vez recordó que el principal documento del IPCC está redactado por solo 52 calentólogos.

¿Por qué no se da tanto protagonismo a los contrarios a esta teoría Pues debe ser que no interesa que se ponga en duda esta teoría, que cada vez se cuestiona más gente, y que el hombre no sea el principal culpable.

Cristina Martín

[email protected]