• También lo hará el Popular, a pesar de estar inmerso en la ampliación de capital.
  • Al final habrá siete entidades: Santander, Caixabank, Bankinter, Kutxabanc, Sabadell y las dos anteriores, BBVA y Popular.
  • Entre los siete bancos tendrán que aportar 500 millones de euros (71,5 millones de euros cada uno), además de suscribir deuda subordinada por otros 1.500 millones de euros.
  • El ministro Guindos ha cifrado en 37.000 millones de euros la inyección de la UE a las cuatro entidades nacionalizadas.
  • Y que éstas tendrán cinco años para aplicar los ajustes de tamaño que exija Bruselas.
  • A esta cantidad habrá que sumarle la aportación al 'banco malo': 2.000 millones de euros, más las pérdidas, más el coste de la financiación subordinada.
  • Está claro: la rentabilidad del 15% y la entrada de estas siete entidades en el 'banco malo', va a impedir que bajen los precios de las viviendas.

Pues resulta que al final Francisco González (en la imagen) ha dado su brazo a torcer, y el BBVA también entrará en el 'banco malo'. De esta manera, las entidades que participarán en la SAREB ascienden a siete: Santander, el citado BBVA, Caixabank, Popular, Bankinter, Kutxabanc y Sabadell. De todas ellas, la que más sorprende es la incorporación del Popular. La entidad presidida por Ángel Ron está inmersa en la ampliación de capital de 2.500 millones de euros, como consecuencia de los test de estrés de Oliver Wyman.

El caso es que entre los siete bancos tendrán que aportar 500 millones de euros a la SAREB (71,5 millones de euros cada uno). Pero además, tendrán que suscribir deuda subordinada por valor de 1.500 millones de euros y con cupón del 8%. En el Ministerio de Economía confían en que también suscriban deuda fondos extranjeros interesados en entrar en la sociedad de gestión de activos.

Por otra parte, en la mañana de este lunes, el ministro Luis de Guindos ha señalado que la aportación de la UE a los bancos nacionalizados (Bankia, Catalunya Caixa, NCG Banco y Banco de Valencia) estará en el entorno de los 37.000 millones de euros. Además, Bruselas inyectará otros 2.000 millones de euros para la aportación del FROB al 'banco malo'. Según Guindos, en total, la inyección de capital para nuestro sistema financiero procedente de Europa ascenderá a unos 40.000 millones de euros. A lo ya mencionado, hay que sumar las pérdidas -sobre todo iniciales- de la SAREB y el coste de la financiación subordinada.

En cualquier caso, el hecho de que el objetivo del 'banco malo' sea dar una rentabilidad del 15%, unido a la entrada de las siete entidades financieras en su accionariado, dan al traste con la finalidad primera con la que fue creada la SAREB, esto es, que bajen los precios de las viviendas. Los siete no van a permitir que el 'banco malo' -del que son accionistas- les haga la competencia. Y es que ellos también tienen que vender sus propias viviendas.

Pablo Ferrer

[email protected]