Los rumores se disparan en el seno de la entidad. Entre ellos, que la caja mediterránea acabará en manos de Banesto. Mientras, Sáenz no descarta pujar y condiciona su interés al precio y la ayuda estatal. Si el Gobierno castiga al BBVA, los otros candidatos son el nuevo Ibercaja Banco y BBK. El nuevo banco zaragozano aún no ha participado en ninguna alianza, mientras BBK ya tiene experiencia en ganar subastas inversas

El pasado 12 de julio Hispanidad les contaba que la CAM acabaría cayendo en manos de BBVA y Santander. Desde entonces han ocurrido algunas cosas, sobre todo que Bankia salió a bolsa con el apoyo de casi todo el sector bancario.

"Casi" todo porque FG se negó a tomar una sola participación en el banco presidido por Rodrigo Rato, con el consiguiente rebote gubernamental, particularmente de Elena Salgado.

Posteriormente la CAM fue intervenida y sus administradores estudian a qué precio venderla una vez saneada. Dentro de la caja los administradores han pedido por videocomunicado a los trabajadores que se esfuercen por mantener el valor de la caja para poder venderla. Los directores han suspendido sus vacaciones y las oficinas se han convertido en un hervidero de rumores. Como se sabe, la gestora de fondos ha perdido el 75% de su patrimonio, pero los clientes con cuentas corrientes han respirado tranquilos tras ver que el panorama empieza a aclararse.

El Banco de España ha puesto una fecha límite para su adjudicación: el 30 de septiembre. Para entonces, Merrill Lynch tiene que haber encontrado comprador. El típico método para colocar la caja mediterránea, el más transparente, sería una subasta. Este miércoles, Francisco Verdú, consejero delegado de Bankia, descartó todo interés por la CAM. Los rumores apuntan que sería el Grupo Santander a través de Banesto quien se acabara llevando la CAM. Por el momento, Alfredo Sáenz no desmiente su interés, aunque en su reunión con analistas matizó que todo depende del precio, de los aspectos reputacionales y del apoyo del Banco de España. En el fondo, la CAM no es una carga, puesto que se entrega saneada y, tal y como pide Sáenz, con la promesa de dar cobertura a los desperfectos que se encuentren posteriormente bajo las alfombras.

La sorpresa del Kinder puede encontrarse precisamente en sus activos. Parten de una situación muy deteriorada y gran parte de ellos se encuentran en Levante, la zona con más problemas por tratarse de segundas viviendas, apartamentos de veraneo y, lo peor, terrenos sin construir.

Si el Gobierno decide castigar al BBVA por su actitud con Bankia, no quedan muchos candidatos para tragarse entera a la CAM. Ibercaja comenzará a operar como banco a partir del 1 de octubre mediante el traspaso de la actividad financiera a Ibercaja Banco. Con este traspaso, aseguran, Ibercaja se prepara para, si fuera preciso, obtener los fondos propios necesarios para acometer nuevos proyectos. ¿Por ejemplo, pujar por la CAM? La caja zaragozana no ha participado todavía en ninguna alianza y se ofrece a hacerlo siempre que no se ponga en peligro su estabilidad financiera.

Finalmente, el otro gran candidato es BBK Bank. Se encuentra en plena fusión de cajas vascas, pero en su curriculum cuenta con la experiencia de Cajasur. La adjudicación se realizó mediante subasta inversa y BBK fue la que menos pidió al Ministerio de Economía por hacerse con la entidad cordobesa, 392 millones de euros.

Rodrigo Martín

[email protected]