• El PIB caerá más de un 1,6%, según el BdE: el Gobierno prevé un 1,5% y la OCDE un 1,3%.
  • El BdE vaticina que el PIB seguirá cayendo en los últimos meses de 2012.
  • Las exportaciones reales de bienes experimentaron un retroceso interanual del 2,8% en septiembre.
  • Prevé "cierta moderación" del turismo en el cuatro trimestre.
  • La producción de bienes de equipo disminuyó significativamente en septiembre, frente a los incrementos intermensuales de los dos meses anteriores.
  • El consumo privado descendió un 0,5% y la inversión en capital fijo lo hizo en un 1,4% intertrimestral.
  • El Banco de España prevé que la caída del PIB a final de año podría superar las expectativas del Gobierno.
  • Y recuerda que desde los dos millones de desempleados existentes a finales de 2007 hemos pasado a los casi 5,8 millones del tercer trimestre de 2012.
Este miércoles ha informado el Banco de España de que el PIB de la economía española experimentó un descenso del 0,3%, en términos intertrimestrales en el tercer trimestre de 2012. Esta caída es una décima menos acusada que la observada en el trimestre precedente. Pero en términos interanuales, la tasa de variación del PIB se situó en el –1,6 %, frente al –1,4 % del segundo trimestre. Recordemos que el Gobierno español prevé una caída del PIB del 1,5% para el conjunto de 2012, en línea con la bajada del 1,5% que esperan organismos internacionales como el FMI o la bajada del 1,3% que vaticina la OCDE. Pero el Banco de España también prevé que el producto seguirá cayendo en los meses finales de 2012, cuando "tendrá lugar la reversión del efecto de anticipación del gasto que supuso la subida del IVA en septiembre".

En cuanto a la ejecución del déficit público, el organismo subraya que el Estado acumuló hasta septiembre un déficit del 4,4% del PIB, y recuerda que en el último trimestre de este año se concentrará el impacto de diversas medidas de incremento de ingresos y de reducción del gasto que se aprobaron en abril y en julio.

La institución que dirige Luis María Linde (en la imagen) también nos ha contado que la demanda nacional disminuyó un 1,1% intertrimestral, con retrocesos de casi todos sus componentes. El consumo privado descendió un 0,5% y la inversión en capital fijo lo hizo en un 1,4 %, como consecuencia de la caída del 2,8% de la construcción, mientras que la inversión en bienes de equipo registró un ligero avance. Por su parte, la aportación positiva de la demanda exterior al crecimiento del producto fue de 0,8 puntos porcentuales, una décima menos que en el trimestre anterior. Tanto las exportaciones como las importaciones de bienes y servicios mostraron un comportamiento más expansivo, con unas tasas intertrimestrales del 4,8% y del 2,4%, respectivamente, en ambos casos más de 3  puntos porcentuales superiores a las del trimestre anterior. 

Por lo que respecta al consumo privado, tanto la confianza de los hogares como la del comercio minorista registró un modesto avance en octubre, señala el Banco de España. Entre los indicadores cuantitativos, solo se cuenta con la información de las matriculaciones de vehículos particulares de octubre, que, en términos de su tasa intermensual, presentaron un incremento notable tras la fuerte caída de septiembre, mes en el que entró en vigor el efecto del IVA, pese a que no estaría recogiendo todavía los posibles efectos positivos del Programa de Incentivo al Vehículo Eficiente (PIVE). 

En cuanto a la inversión en bienes de equipo, la encuesta trimestral de la Comisión Europea realizada a los empresarios manufactureros refleja un ligero aumento de la utilización de la capacidad productiva en el cuarto trimestre del año, indica el Banco de España. Además, en octubre se atenuaron los valores negativos del clima del sector productor de bienes de equipo, así como de su cartera de pedidos, de acuerdo con la Encuesta de Coyuntura Industrial. No obstante, la producción de bienes de equipo disminuyó de forma significativa en septiembre, frente a los incrementos intermensuales registrados en los dos meses anteriores. 

La autoridad monetaria resalta que los indicadores más recientes del sector de la construcción muestran caídas interanuales "intensas" de la inversión, mientras que el sector servicios mejoró sus indicadores de opinión en octubre, tras tres meses consecutivos de caída. Por el lado de la oferta, apunta que la información más reciente correspondiente a la actividad industrial sigue mostrando la "debilidad" del sector.

Las exportaciones reales de bienes experimentaron un retroceso interanual del 2,8% en el mes de septiembre, de acuerdo con los datos más recientes de Aduanas. En el conjunto del tercer trimestre, las ventas al exterior avanzaron un 2,5%, tasa similar a la del segundo. Por grupos de bienes, en septiembre cabe destacar las abultadas caídas de las ventas de bienes de equipo y de bienes de consumo duradero, mientras que las exportaciones de bienes intermedios mantuvieron un cierto dinamismo. La desaceleración de las ventas al exterior fue especialmente significativa en el área del euro y en otros mercados, como Japón y China. Por su parte, las importaciones reales de bienes intensificaron su tónica contractiva, cayendo un 12,2% interanual en septiembre. "El retroceso fue generalizado por componentes, con un fuerte descenso de las compras de bienes de consumo duradero y de bienes de equipo", afirma.

Asimismo, el Banco de España indica que los primeros indicadores relativos al cuarto trimestre en el turismo apuntan a una "cierta moderación" del dinamismo del sector. Así, las entradas de turistas no residentes cayeron un 3,2% en octubre en comparación con el mismo mes de 2011, en tanto que la Encuesta de Ocupación Hotelera reflejó una desaceleración del ritmo de avance del número de pernoctaciones hoteleras de extranjeros en el mismo mes, hasta el 0,4% interanual.

Respecto a la situación de los mercados financieros, el Banco de España indica que el "alivio" de las tensiones que supuso el anuncio de las medidas del BCE el pasado mes de agosto ha sido evidente, aunque afirma que más recientemente ha comenzado a mostrar "algunos síntomas de agotamiento". De esta forma, añade, en el mes de noviembre los diferenciales frente al bono alemán a diez años de los países sometidos a tensiones financieras, especialmente España y Portugal, han repuntado.

Respecto al empleo, el Banco de España dice que el ritmo interanual de descenso del empleo en el conjunto de la economía fue del 4,6 %, una décima menos negativo que en el trimestre anterior. Y constata en su último boletín económico que España está sufriendo desde mediados de 2011 una nueva fase de "recaída" del empleo, que está teniendo una mayor incidencia en mujeres, trabajadores de mediana edad, de educación media y de nacionalidad española.

También recuerda la institución que preside Luis María Linde la evolución del paro durante la crisis, desde los dos millones de desempleados existentes a finales de 2007 a los casi 5,8 millones del tercer trimestre de 2012. El Banco de España denomina a la fase actual como "de recaída", el paro ha vuelto a repuntar hasta el entorno de las 200.000 personas por trimestre, un dato que la institución explica en un nuevo incremento de la pérdida neta de empleo, pues la población activa está teniendo una contribución "nula".

Andrés Velázquez
[email protected]