En el último trimestre de 2011, la economía española ya cayó un 0,3%

 

El PIB cayó un 0,3% en el cuarto trimestre de 2011. Y hoy el Banco de España, en su último boletín económico, ha dicho que la economía española entrará en recesión en el primer trimestre de este año tras confirmar que entre enero y marzo continuó la "dinámica contractiva" de la actividad.

Luego la recesión ya está aquí...

El Banco de España lo justifica en, por ejemplo, la confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas, que retrocedió en enero y febrero a niveles de 2010. Las matriculaciones también descendieron en febrero y el índice del comercio al por menor igualmente cayó en el primer mes del año.

Además, el indicador de ventas de bienes y servicios de la Agencia Tributaria siguió mostrando un retroceso interanual en enero, aunque algo menos pronunciado que en meses anteriores.

Respecto a la inversión de bienes de equipo, los indicadores más recientes sugieren también una prolongación de la atonía de la demanda. Mientras que la producción industrial de estos bienes acentuó su caída en el primer mes del año, entre otras cosas.

Asimismo, el órgano regulador subraya que la contracción de la inversión en construcción habría seguido intensificándose en los primeros meses de 2012.

Sin embargo, el turismo, como siempre, nos salva: aumentó la entrada de turistas no residentes, el gasto total de los turistas y el número de pernoctaciones hoteleras de viajeros procedentes del extranjero.

Por su parte, las exportaciones reales de bienes aumentaron casi un 2% en enero, tasa similar a la de diciembre, mientras que las importaciones reales disminuyeron en enero de forma significativa (-8,2%), con descensos especialmente importantes en el caso de las compras de bienes intermedios y bienes de equipo.

Mientras que en la oferta, la producción industrial siguió cayendo en enero, aunque su tasa intermensual fue "ligeramente positiva". Los servicios, por su parte, siguieron deteriorándose en la etapa más reciente, tal y como muestran los indicadores laborales del sector.

Lo que tampoco levanta cabeza es el mercado laboral: para el Banco de España, la destrucción de empleo del cuarto trimestre de 2011 se ha intensificado en los meses recientes.

Sin embargo, las tarifas salariales crecieron un 2,3% en los dos primeros meses del año, lo que representa una "leve desaceleración" respecto al año anterior.

Andrés Velázquez
[email protected]