• Los considera más seguros para inversores particulares.
  • Con ello justifica el fin de las penalizaciones a este tipo de productos. Una des-penalización que ha generado otra guerra de pasivo entre las entidades.
  • En cualquier caso, el supervisor aclara que nada tiene que ver la nueva situación con una posible falta de liquidez del sistema financiero.

Breve pero muy enjundioso, el comunicado que el gobernador del banco de España, Luis María Linde (en la imagen) hacía público a última hora de la mañana del miércoles.  Todo a cuento de la información de un diario sobre los presuntos problemas de liquidez de los bancos españoles. El supervisor aclara que no tiene nada que ver con la supresión de las penalizaciones a los depósitos y de alta remuneración lanzados por algunos bancos (con el Popular a la cabeza), lo que se conoce como guerra de pasivo.

Dice el instituto de inspector que los depósitos a plazo fijo protegen mejor al depositante que otros productos bancarios, como los pagarés.

El caso es que la des-penalización por la remuneración (consistente en mayores aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos) ya está en marcha, a pesar de que los beneficios bancarios han caído en picado por el aumento de la morosidad por la aplicación de los durísimos planes de saneamiento promulgados por el Gobierno de Rajoy.

En definitiva, es el peor momento para lanzar una guerra de pasivo pero de hecho se ha lanzado.

Eulogio López

[email protected]