Avisa en su último informe del peligro de la inflación ante el incremento del precio de los alimentos y los precios energéticos

 

Se compromete a actuar con firmeza si es necesario.

Pese a que a inicios de mes la institución que dirige Jean Claude Trichet mantuvo los tipos de interés al 1%, ya insinuó una posible subida en los meses posteriores. Y el nuevo informe del Banco Central Europeo (BCE) parece que va allanando el camino a esa posible alza de los tipos.

En el escrito publicado este jueves, el BCE avisa ante el peligro de una creciente inflación (2,4% en la eurozona y 3,6% en España), a causa de la subida de los precios de los alimentos y de la energía. En este informe no se incluye todavía el impacto que la actual crisis que se vive en Libia está provocando en los carburantes, por lo que ese aviso puede ser ya una realidad. El BCE ha destacado que es fundamental que el reciente aumento de la inflación no dé lugar a presiones inflacionistas generalizadas a medio plazo, para que de esa manera las expectativas de la inflación no se disparen y se mantengan firmes.

Para ello, el BCE ha manifestado que se mostrará atento para actuar con firmeza ante una posible inestabilidad en los precios debido a estos riesgos.

Juan María Piñero

[email protected]